CULTURA / ESPECTáCULOS › FINALIZA EN SANTA FE EL "IV ARGENTINO DE DANZA" ORGANIZADO POR LA UNL

Un cierre con expectativas

La performance Producto Argentino, de Gabriela Prado; Humedad, señales suspendidas de Mariana Gorrieri y Nunca llueve aquí dentro, de la rosarina Cristina Prates; algunos de los espectáculos sobresalientes.

 Por Julio Cejas

Desde Santa Fe

Finaliza hoy en la ciudad de Santa Fe, la cuarta edición del Argentino de Danza, organizado por la Secretaría de Cultura de la UNL, otra movida que viene capitalizando año tras año el apoyo de especialistas de la danza y el público local. La expectativa generada por el primer espectáculo programado para hoy, la performance "Producto Argentino", se debe al planteo de experimentación y resolución que podrá verse a partir de las 17 en el pintoresco Paseo de las Dos Culturas y que será coordinado por la prestigiosa coreógrafa porteña Gabriela Prado.

Prado, bailarina, coreógrafa y maestra de danza, es egresada de la Escuela Nacional de Danzas de Buenos Aires, del Taller de Danza Contemporánea del Teatro San Martín y de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. En su intensa trayectoria participó de dos grupos emblemáticos de la danza nacional: El "Grupo de Danza Contemporánea del Teatro San Martín" bajo la dirección de Ana María Stekelman y "Nucleodanza", coordinado por Margarita Balli y Susana Tambutti.

"Producto argentino" es una propuesta que nace en el marco del IV Argentino de Danza y que según sus organizadores se trata de "un espacio propuesto como taller de encuentro y producción para bailarines de diferentes provincias argentinas".

A partir de una investigación con formato workshop, los intérpretes invitados intercambiarán sus experiencias regionales y particulares arribando a una muestra final.

Bajo la coordinación de Gabriela Prado, participan de esta performance, Priscila Resca (Mendoza), Silvina Koss (Tucumán), Laura Fonseca (Córdoba), Juan Pablo Ríos (Neuquén), Verónica Romero (Jujuy), Matías Graizaro (Santa Fe) y Julieta Ferraro (Rosario).

Como signo de los nuevos aires políticos que corren en Santa Fe, la movida nace a partir de una coproducción entre la Secretaria de Cultura de la Universidad Nacional del Litoral y la Dirección Provincial de Producciones Artísticas del Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia.

Posteriormente a las 20, en el Teatro Municipal se presentará la obra

"Humedad...señales suspendidas" de Mariana Gorrieri, una propuesta basada en la coreografía del Grupo Azdejís de la ciudad de Córdoba.

Para el cierre de la programación, otro trabajo que ha generado el interés tanto de los organizadores como de el público local: "Me gusta amarte así" de Cristina Gómez Comini, a cargo de la Compañía de Danza UNL (Santa Fe).

Gómez Comini aborda en "Me gusta amarte así", una problemática que ahonda en la relación entre "el sujeto social y una realidad para sensible producida por la tecnología al servicio de la comunicación.

En un balance de lo que se pudo ver hasta el cierre de esta edición, se puede destacar uno de los trabajos que sintetizó con mayor precisión una búsqueda que en otras propuestas se quedó a mitad de camino.

"El Lobo" de Pablo Rotemberg puede citarse como modelo de lo que ambiciona todo creador a la hora de confrontar su experimentación con el público. Bailarín, coreógrafo y músico, egresado del Conservatorio Nacional de Música, y de la carrera de realizador de la Universidad del Cine; Rotemberg, transforma el espacio íntimo y particular de un baño en la estrategia poética que enmarca el ritual de un hombre desgarrado a partir de las lasceraciones que soporta su cuerpo en relación con los objetos de una "cultura sanitaria".

Una propuesta que deviene en una instalación donde la cotidiana geografía de un baño es atravesada por un piano en el cual se "bañará" el intérprete para despojarse de las ataduras de un cuerpo civilizado a la manera del protagonista de "La Metamorfosis" de Kafka.

Rotemberg es un creador integral, un bailarín que toma como herramienta su oficio para ponerlo a disposición de un recorrido donde la teatralidad que él mismo propone le exige tensar la cuerda de la actuación que transforma lo coreográfico en texto espectacular.

Pocos trabajos de los tantos que desfilan por Festivales internacionales de Danza-Teatro, o teatro-danza, pueden conciliar la investigación y el rigor técnico con el disfrute de un espectador no entrenado en esos lenguajes.

Una reflexión que quizás pueda extenderse al resto de las artes escénicas de los últimos años donde la mayoría de los productos que se ofrecen parecieran estar destinados para la recepción de un público entrenado o como sucede habitualmente para regodeo de especialistas, estudiantes y grupos de creadores.

Un acierto entonces que los programadores del "IV Argentino de Danza" debe capitalizar como todos los espacios de experimentación y las intervenciones urbanas donde el público es sorprendido por los cuerpos de los bailarines.

Esto ocurrió con la performance "Nunca llueve... aquí dentro", de la reconocida bailarina y coreógrafa rosarina Cristina Prates que tomó por asalto una prestigiosa vidriera de la peatonal santafesina.

Las protagonistas: Yerutí García Arocena, Irene Finkelstein, Lucía Animendi, Quillén Mut Cantero y Yamile Salman, todas integrantes del Taller de Danza Contemporánea de la Escuela Provincial de Danzas "Nigelia Soria".

Este trabajo presentado el año pasado en Rosario, en la última edición de El Cruce, en el marco del proyecto español Ciudades que Danzan, se propone intervenir un espacio urbano , en este caso una vidriera de un comercio que deviene en intercambio entre las bailarinas y los ocasionales transeúntes.

Compartir: 

Twitter
 

El lobo de Pablo Rotemberg, un verdadero puente entre la experimentación y el público
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.