CULTURA / ESPECTáCULOS › RAMIRO MUSOTTO LLEGA A SALA LAVARDéN CON CIVILIZACIóN Y BARBARIE

El músico que tocó con todo Brasil

El argentino presenta esta noche su segundo disco, antes de partir en gira por Europa. El show de quien fuera percusionista de Caetano Veloso, Maria Bethania y Lenine mezcla música electrónica con percusión, berimbaus y videos.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Es amplio el recorrido que puede realizarse de la música clásica a la electrónica. Impulsado por su curiosidad y cautivado por la tecnología, Ramiro Musotto fue de un extremo a otro, sin perder nunca su vínculo con los instrumentos acústicos. En medio de ese recorrido el percusionista argentino se radicó en Brasil, donde se especializó en el berimbau y acompañó a históricos como Gal Costa, María Bethania, Caetano Veloso y Gilberto Gil, y a otros como Marisa Monte, Lenine, Adriana Calcanhotto, Os Paralamas y Skank. En medio de su gira por Argentina y a poco más de un mes de iniciar una serie de conciertos en Francia, Estonia, Alemania y España, Musotto actuará hoy a las 21.30 en la sala Lavardén, en un concierto en el que convivirán cavaquinho, guitarra bahiana, baglama (instrumento de cuerdas turco), 14 berimbaus, tambores brasileños y congas con computadoras, procesadores y video, "que es un instrumento más", según precisó el percusionista a Rosario/12.

"Es el mismo show que estamos haciendo en Europa, y que vengo haciendo desde que salió Civilización y barbarie --amplió Musotto, que se concentrará en ese segundo disco solista--. Es un show que mezcla música electrónica con bastante percusión, berimbaus, y todo el tiempo tenemos videos en una pantalla grande atrás nuestro. Es un show muy multimedia, y estamos bien calibrados. Y además tenemos una sorpresita rosarina".

Después de formar parte de una orquesta sinfónica durante tres años, Musotto emigró a Brasil siendo todavía un adolescente. Y fue la curiosidad propia de la edad la que seguramente lo llevó a descubrir un nuevo panorama musical: "Siempre me gustó la matemática de la música, las partituras y todo. Entonces cuando surgieron las primeras baterías electrónicas, donde uno podía escribir las partituras y la batería reproducía aquello que uno escribía, eso me rompió la cabeza. Me compré la primera en el 87 y ya hace más de veinte años que vengo cambiando de baterías electrónicas, después pasé a la computadora y cuando uno empieza a programar sí o sí empieza a escuchar música electrónica. Y es una particularidad mía, porque la mayoría de la gente que escucha música electrónica o que programa cosas electrónicas para música son tecladistas. En mi caso ser percusionista es lo que hace que encare la música electrónica de forma diferente".

Entre medio, el músico argentino acompañó a algunos de los artistas más importantes de la música popular de Brasil. Sin embargo, esas experiencias no se traducen en la labor solista de Musotto, que explicó: "Ellos hacen una música muy diferente de la mía. Y laburar con los bahianos, a pesar de que no son los cantantes más célebres de Brasil, me ha servido mucho, por el tratamiento muy sofisticado que tienen con la parte rítmica, eso sí lo utilizo en mi música. Después lo que he hecho con cantantes como Caetano, con Lenine, está buenísimo ver la manera en que trabajan, cómo dirigen un concierto y cómo es la relación con el concepto, la unidad de un disco o un show".

Desde que la música electrónica comenzó a ganar terreno en el mercado mundial, comenzaron a crecer los interrogantes acerca de cuál sería el futuro de la música acústica. Especializado precisamente en el cruce de instrumentos acústicos y la electrónica, Musotto tiene su propia visión del asunto: "Creo que el futuro es amplio. El presente es amplio. Todo es válido, yo uso cosas de música electrónica porque me gusta, pero en mi casa a veces me paso seis meses sin escuchar música electrónica, y después estoy dos meses enteros escuchando música electrónica. No creo que el futuro sea una cosa o la otra. En mi caso la mezcla es lo que funciona".

"La verdad creo que el futuro de la música pasa más por cuestiones de mercado, transculturales y todo éso. El momento que estamos viviendo con la piratería me parece que tiene un lado muy benéfico, y es que se están cayendo las multinacionales del disco, que son las que producían el 100 por ciento de la basura mundial de música, que se fundan me parece una cosa genial. Eso sí va a influir en el futuro de la música, qué papel tiene el mercado, la televisión, qué papel tiene la internet. Después si es música acústica o electrónica está en un segundo plano", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Ramiro Musotto confía en un futuro musical casi sin basura.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.