CULTURA / ESPECTáCULOS › SE LANZA LA TERCERA EDICIóN DEL CONGRESO DE LAS LENGUAS EN LA TOMA.

La verdadera Iberoamérica multilingüe

Esta reunión que nació como la contracara del Congreso de la Lengua en Rosario, en esta edición trabajará sobre la desconolonización en los medios, la ciencia, los aspectos lingüísticos, las cuestiones de género, el derecho a la tierra y la educación.

 Por Edgardo Pérez Castillo

El próximo 22 de mayo, en el Centro Cultural La Toma se lanzará la tercera edición del Congreso de LaS LenguaS. Sosteniendo su periodicidad trienal, y derrumbando con esta nueva versión aquellas teorías maliciosas que afirmaban que el encuentro era apenas una contrarrespuesta al Congreso de la Lengua realizado en Rosario en 2004, el proyecto se centrará esta vez en el concepto de "descolonización". Así lo apuntó el Rodolfo Hachén (licenciado en letras, mágister en Teoría Lingüística e investigador del Conicet), uno de sus principales impulsores, en diálogo con Rosario/12. Además, adelantó la participación, entre otros, de Fernando Buen Abad (Unam, México), Isabel Hernández desde Chile, Pilar García Negro (Galicia), Alba Romano, Mempo Giardinelli y Antonio Folquito Verona (organizador del Fórum de Educación Popular de Brasil), además de integrantes de organizaciones sociales, miembros de comunidades aborígenes y todo aquel que decida participar de un encuentro abierto y horizontal.

En su primer edición, el Congreso de LaS LenguaS trabajó por el reconocimiento de una Iberoamérica pluricultural y multilingüe, y el derecho a la autodeterminación lingüística. En 2007 --mientras la Real Academia proponía su Congreso en Cartagena de Indias-- LaS LenguaS se instalaron en Buenos Aires para debatir en torno al respeto a la diversidad y el rescate a la memoria histórica. "Ahora nuestro Congreso se junta con los bicentenarios y trabajamos sobre ésa idea --apuntó Hachén--. No sólo las lenguas sino también los bicentenarios, todos los relatos que podemos construir a partir de esta historia de los bicentenarios, no conformarnos con una historia de Billiken o de Cristina de Kirchner, sino que cada uno pueda reconstruir qué significa el Bicentenario. Teniendo en cuenta que el Centenario consolidó un proyecto de país muy claro, muy preciso, que se ejecutó en la política nacional hasta hace poco. Entonces se trata de ver cuál es el proyecto de país que se está consolidando con el Bicentenario, qué hay que festejar, qué se conmemora. Y sobre todo, y tomando una frase de Evo Morales, a lo que apuntamos es a una descolonización de la democracia".

Sobre ese eje, se trabajará sobre la desconolonización en los medios, la ciencia, los aspectos lingüísticos, las cuestiones de género, de infancia, ancianidad, el derecho a la tierra y la educación. "Creemos que las formas de colonización, inclusive de dependencia, que se están planteando en el Siglo XXI pasan por cuestiones culturales, cuestiones macroestructurales, que no tienen que ver exactamente con que el rey ahora esté gobernando o no sobre estas tierras. Pero además se busca dar la dimensión de qué se está haciendo en el mundo, porque esto que nos pasa a nosotros también está pasando en Sudáfrica, Nueva Guinea, Australia, Brasil. Tener esa dimensión global nos va a permitir ver de qué manera se puede hacer una red que vaya en contra de esta red de colonización que va muy asociada a la globalización y el neoliberalismo", distinguió.

- La forma de colonización varía pero creer que, a doscientos años, las naciones son absolutamente independiente es casi absurdo.

- Claro, básicamente ése es el concepto. Nosotros también lo que pensamos es que mucho se ha dicho del neoliberalismo, de la cuestión económica, pero en algún punto nosotros decimos: ¿qué pasa con éso? Parecía que la clave era que siempre se ha pensado al neoliberalismo como una estrategia económica y en realidad queremos pensarlo como un modelo civilizatorio de dominación. Pensándolo de esa manera, salimos de la trampa de pensar que todo lo que nos ha pasado es nada más una cuestión económica, cuando en realidad el modelo civilizatorio que se está planteando pasa por todos los aspectos culturales, lingüísticos, por la situación en la que están los pueblos originarios, la gente en la pobreza, por todo lo que nos está pasando. Y, de alguna manera, sigue siendo emblemática la figura de España, la de la Real Academia Española y la del Rey. Si no hubiera sido por el terremoto hubiéramos tenido un Congreso de la Real Academia en Chile, presidido por el Rey de España que venía a hablar del Bicentenario latinoamericano. El mismo Rey que le dice a un presidente latinoamericano que se calle, como fue en el caso de Chávez, el mismo que está sosteniendo un proyecto editorial que maneja todas las reformas educativas de Latinoamérica, asociado al Instituto Cervantes que se ha adueñado del idioma y si uno no pasa pagando por el Cervantes no tiene patrimonio para ser profesor de español en ningún país latinoamericano. Si nosotros no pensamos las cuestiones desde ese lado, podemos pensar que el proyecto de colonización incluye nada más a la cuestión económica. El proyecto está absolutamente vigente, entonces nosotros decimos: "¿Doscientos años de qué?". Porque no son doscientos años de Independencia, que viene después. Es un primer gobierno patrio con el que no se sabía qué pasaba, y en el que las comunidades aborígenes no participaron. Un primer gobierno patrio que al poco tiempo rechaza la figura de Artigas y se pierde la relación con el proyecto de país que se estaba llevando adelante. Ante esa revisión histórica decidimos mirar hoy. No mirar al pasado por el pasado mismo, sino qué se está planteando hoy, qué se nos está diciendo.

- Con esta tercer edición asentaron al Congreso de LaS LenguaS, afirmaron una periodicidad que echa por tierra las acusaciones de que era apenas una contrarrespuesta al Congreso de la Lengua de Rosario en 2004.

- Esto ya es una cuestión autónoma. Que coincida es apenas para molestar a la Real Academia. Los documentos y reclamos que se hicieron en los dos congresos anteriores han tenido una gran repercusión a nivel nacional e internacional para lo que son los derechos territoriales y educativos de los pueblos aborígenes. Inclusive en España mismo le ha llegado mucho a los catalanes, los vascos y los gallegos. Se ha replicado en Barcelona, hay congreso de los pueblos originarios en Chile, se ha retomado en Italia. Se ha convertido en un fenómeno social que permite discutir en un marco de horizontalidad. Donde el académico discute con el representante de la organización social, del sindicato, la escuela o del barrio- concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El licenciado Rodolfo Hachén, mentor del Congreso de LaS LenguaS que se realiza cada tres años.
Imagen: Gentileza Luciana Hachén
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.