CULTURA / ESPECTáCULOS › "AIRE PURO (EN EL VUENTO)", DE SEVERO CALLACI.

Moderno caballero de triste figura

Un día, Dionisio Luna decidió emprender viaje y subiéndose al mástil mayor de su umbral para ver cómo se veía el mundo del otro lado, terminó emparentado con aquel otro caballero errante: Don Quijote, transitando tierras de otras "manchas", enfundado en los harapos de un "Caballero de la triste figura", más contemporáneo pero no menos quijotesco.

De este viaje trata "Aire puro" (en el viento), última propuesta de uno de los directores más inquietos y creativos de las últimas generaciones de creadores locales: Severo Callaci.

La obra estrenada en setiembre de este año, tiene como único interprete al dúctil Lautaro Lamas y puede verse hoy y el próximo domingo a las 20.30 en el Teatro La Manzana (San Juan 1950) en sus dos últimas funciones.

Pocas son las veces en que un actor más allá de la técnica y sus registros propios de actuación, nos sorprende por una construcción poética que se conecta con episodios vividos y que reaparecen en nuestro imaginario como si ese actor hubiera estado participando de las mismas vivencias.

La voz de Lamas apareciendo de la nada debajo de un montículo de trapos viejos, evocaba los mismos tonos de aquella voz aguardentosa de aquel legendario "Cachilo" que comenzaba a regurgitar en sueños el texto de algún nuevo graffitti.

Dionisio Luna, lleva el nombre de un Dios al que le gusta el vino y el desenfreno y se embriaga recordando de paso que es el dios del teatro, pero que es además, integrante de la familia Luna, y sus hermanos son nada menos que Zeus, Apolo, Poseidón y la "chiquita" Afrodita.

El actor y director Severo Callaci aporta su concepción estético-ideológica ya demostrada no sólo en "La huella de los pájaros" sino en su participación como actor en la reciente "La canción del camino viejo", apostando por la resignificación de un teatro popular con alto contenido poético.

Un trabajo que proclama en su búsqueda la reivindicación del papel del teatro como herramienta de recuperación de la memoria y de personajes cotidianos que "no tienen quien les escriba". Un teatro que se ocupa de la marginalidad, lejos de las dramaturgias que vuelven una y otra vez, sobre las problemáticas de la clase media y sus familias disfuncionales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.