CULTURA / ESPECTáCULOS › CARLA SACCANI, AUTéNTICA MILITANTE DEL TEATRO ROSARINO QUE VENDRá

"Le ganamos terreno al aislamiento"

La actriz, directora y dramaturga es además integrante del Movimiento Vea Teatro Rosarino, que junta a teatreros locales y se propone acercar el trabajo de los creadores a la gente. Además, reestrena en breve obra propia.

"En esta época en que la comedia suele ser el registro más convencional con el público, el lugar desde donde se llega directamente, creo que embarrarse hasta el cuello con una tragedia y no sólo rondarla o rodearla, es un riesgo", dijo a Rosario/12 la actriz, directora y flamante dramaturga Carla Saccani, al referirse a "Amarás a tu padre por sobre todas las cosas", ópera prima estrenada el año pasado. Saccani es una de esas rara avis, capaz de mixturar con la misma intensidad su trabajo artístico y una consecuente militancia política en el campo teatral. Es una de las impulsoras del Movimiento Vea Teatro Rosarino, que más allá de una mirada crítica y un espacio de debate y reflexión; se propuso reorganizar a un conjunto importante de teatreros de distintas generaciones.

"Creo que avanzamos enormemente en los últimos años, le ganamos muchísimo terreno al aislamiento, a la insularidad, al funcionamiento endogámico. Los grupos de teatro actuales parecen estar más abiertos, más en diálogo con los demás. Pude juntarme con compañeros con quienes nunca trabajé, compartir experiencias, filosofar sobre el teatro que hacemos y creo que eso sólo puede sumar y mejorar nuestros trabajos", dice la directora de "Fraternidad" y "El Malentendido".

Volviendo a su último estreno, la flamante dramaturga confiesa sentirse muy orgullosa de su obra. Tanto por las reacciones del público como de sus pares y por el disfrute de sus actrices al representarla, reconociendo que es una propuesta que todavía tiene mucho por desarrollar.

"En cualquier caso, `Amarás...' supuso y sigue suponiendo un gran desafío para mí y hace que me haya puesto y me siga poniendo en riesgo. Desde su duración hasta su planteo escenográfico hiperrealista, la mirada política sobre determinados temas y por supuesto, por su dimensión trágica", explicó Saccani.

-¿Cuál es tu evaluación acerca de la movida teatral del año pasado?

-Fue un año muy intenso y autocrítico para mí, tuve que procesar todo lo que ocurrió en relación a la lucha por la Comedia Municipal, la formación del Movimiento Vea Teatro Rosarino, las discusiones sobre la convulsión institucional dentro del Instituto Nacional de Teatro y algunas disputas puntuales con algunas instituciones locales- señaló.

Saccani se refiere a algunos "dueños" de salas de teatro que según sus palabras se negaban y aún hoy se niegan a respetar los convenios con los grupos y por otra parte, una acalorada disputa con el diario La Capital, que pretendía dejar de difundir las obras del teatro local para destinar el espacio a "espectáculos importantes".

"Fue mucho y necesité pensar en todo, procesar, evaluar las fuerzas personales y repensarme tanto artística como políticamente. Confiando en que el colectivo de teatro rosarino es capaz de lograr lo que se proponga, pero que es imprescindible que ajustemos nuestros mecanismos de convocatoria y organización", dijo Saccani que también destacó el protagonismo de los creadores de las artes plásticas o visuales, vestuaristas y escenógrafos que aportan una mirada cada vez más contundente a la hora de intervenir en un arte eminentemente grupal.

Pero no todo el balance es positivo y según esta inquieta creadora rosarina, existe un alto grado de autocompasión dentro de el teatro rosarino. "Pareciera que muchos compañeros o grupos, creyeran que el teatro consistiera más en una especie de apostolado de la caridad que en un arte en sí. Una constante demanda de atención a la sociedad, sin advertir que cuando se intenta reemplazar la iniciativa política o la participación, por una demanda de caridad hacia la sociedad y hacia los propios compañeros, terminamos por encadenar nuestro futuro y el de nuestro arte al resentimiento y la queja compulsiva -planteó Saccani.

La directora opina que es hora de abandonar las justificaciones, reconociendo que el teatrero rosarino en algunos casos se escinde entre lo que "le gusta ver y lo que se compromete a hacer".

"Llegó la hora de hacer de esta ciudad un lugar más divertido y transformador, y más divertido implica necesariamente un teatro más profesional y más comprometido con su arte y con la realidad sobre la que se sustenta", dijo con convicción militante.

-¿Cuál es tu evaluación acerca del estreno de la primera obra de La Comedia Municipal?

-Creo que el estreno de "Relojero", demostró que cuando se someten los proyectos políticos culturales a mayor democratización, concursos y mecanismos que mejoran la transparencia, la consecuencia de elevar el nivel artístico de las producciones es inevitable.

-El Movimiento Vea Teatro Rosarino tuvo una activa participación en esta movida...

-El año pasado el VEA, tomó la bandera de la Comedia Municipal porque entendíamos que la movida teatral de una ciudad debe contar con teatro independiente, como espacio de experimentación y surgimiento de nuevas estéticas y poéticas, con un teatro público y otro comercial, como polos fundamentales y todos los formatos cruzados que se quieran y puedan hacer.

Saccani que retornará a la cartelera local con la reposición de su obra "Amarás a tu padre por sobre todas las cosas", adelantó a Rosario/12 sus próximos estrenos: "Caperucita" de Javier Daulte y "Rápido nocturno, aire de foxtrot" de Mauricio Kartún que irán la primera mitad del año. Y promediando el 2014, el retono a la dramaturgia propia con "Cabo Polonio".

Compartir: 

Twitter
 

"Es imprescindible que ajustemos nuestros mecanismos de convocatoria y organización", dijo Saccani.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.