CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. CONCIERTO Y HOMENAJE DE EDUARDO SPINASSI EN EL FONTANARROSA

"Es un reconocimiento muy profundo"

El notable pianista rosarino actuará esta noche en el centro cultural de San Martín 1080, donde además será distinguido en una nueva edición del ciclo Tributo a los maestros. Ethel Koffman y Soledad están entre los invitados.

 Por Edgardo Pérez Castillo

"No estoy muy de acuerdo con el asunto de los premios, sí con algún recordatorio, un homenaje. Pensando sobre todo que la música no es una competencia", analiza Eduardo Spinassi con la misma sencillez y humildad que han marcado a su rico recorrido artístico, ése que lo convirtió en un músico referencial de la música argentina, y que resultó inspirador para que esta noche, a las 20, el pianista rosarino sea reconocido dentro del ciclo Tributo a los maestros del CC Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080).

Hasta allí llegará Spinassi para brindar además un concierto gratuito en el que, junto a Carlos Larroque en guitarra y Lucas Rosenwasser en bajo, adelantará material de su esperado nuevo disco, en una doble propuesta que tendrá como valor distintivo un reconocimiento que reluce por provenir desde un ámbito cercano. "Estaba hablando con Ethel Koffman, que va a estar como invitada al concierto, y justamente charlábamos de éso: el reconocimiento de los pares, de los músicos, por ahí es más profundo que el reconocimiento de todo el mundo. Esto que va a pasar acá es chiquito, lindo, es de esos reconocimientos muy profundos, me hace bien", admite a Rosario/12 Spinassi, que, al igual que sus padres, se recibió como maestro de escuela, para luego desandar un camino musical que duplicaría el título.

"A los pianistas se les pone el rótulo de maestros porque, generalmente, son los que dirigen las cosas --minimiza el rosarino--. Pero no es mi caso, porque nunca tuve un maestro para aprender, aprendí solo. Y como no tuve un método para aprender, tampoco lo tengo para enseñar, entonces me cuesta mucho. Posiblemente, sí, muchos me tengan como referente de un estilo. Pero de ahí a poder enseñar... no, realmente me cuesta".

Donde no encuentra dificultades Spinassi es en vincularse con sus colegas, descubriendo afinidades y objetivos comunes para hacer de la música un acto de goce. "Generalmente me junto con músicos que piensan a la música como yo --explica--. Es el caso de Carlos y Lucas, piensan a la música folclórica muy parecido a mí. Entonces los ensayos, los arreglos, salen solos. La idea de uno enseguida se prende en los otros dos, y a partir de esa idea va naciendo otra cosa. Después tengo que andar eliminando, pero con ellos los ensayos son siempre muy divertidos, muy creativos".

- Esa concepción es también la que ha ido marcando su camino. Esta idea de que, aún dentro del espectro de la música de raíz folclórica, no hay limitaciones, al menos no de antemano...

- Exactamente. Si uno tiene un referente musical bien sólido, puede hacer lo que quiera que no se va a salir de esa esencia. Yo también escucho mucho jazz. No me animo a tocarlo porque admiro mucho al jazz, lo respeto tanto que no me animo a tocarlo. Pero por ahí se me escapan cosas medio jazzeras tocando una chacarera. Más que nada mi cuestión va por el asunto rítmico, más que por lo armónico. Así tocábamos con Carnota: cuando nos juntamos la armonía era más bien simple (con toda la profundidad que puede tener lo simple, ¿no?), pero más que nada nuestros juegos eran sobre el ritmo.

Con media docena de temas ya grabados, por estos días Spinassi busca avanzar en la concreción de su postergado disco de solo piano, ése que vendrá a suceder al elogiado A pura ushuta, donde incluyó obras propias junto a otras de los hermanos Abalos, "Carito" de Tarragó﷓Gieco y "Rosarito Vera" de Ramírez y Luna, entre otros. En esta nueva producción, abordará composiciones de autores como Carnota, Eduardo Lagos y Cuchi Leguizamón. Para octubre, en tanto, Spinassi programará una doble función en El Aserradero junto a Marcelo Stenta y Juancho Perone, dos músicos a los que reconoce como referenciales dentro de la escena de la música popular actual, en un listado al que suma a Claudio Bolzani, Pablo Fraguela, Carlos Aguirre, Juan Quintero y Luna Monti.

"Ultimamente escucho a mucha gente muy talentosa --amplía el pianista--. Acá en Rosario hay una camada muy importante, que va a ser referente de las camadas que ya vienen. La verdad me alegra mucho".

Si de nuevas camadas se trata, durante las temporadas que participó de Ecos de mi tierra, ciclo que Soledad Pastorutti conduce por la Tv Pública, Spinassi pudo también entrar en contacto directo tanto con consagrados como con nuevas generaciones. "La verdad me divertía mucho. Era tirarse a la pileta todo el tiempo, y atajar penales", celebra el rosarino, que hoy sumará a Soledad como invitada, lo que promoverá la aparición de fans de la popular cantante nacida en Arequito. Atento a ello, Spinassi se entusiasma con el cruce de audiencias: "En cierta manera mi obligación es tratar que lo que yo haga en el escenario a ellos les guste también. Más allá que yo no voy a revolear el poncho (risas). Creo que un poco la obligación del músico popular es tratar que le guste al concertista más impresionante como al verdulero de la esquina. Obviamente es complicado, pero hay que tratar de llegar a todos con dignidad".

Compartir: 

Twitter
 

El pianista y director Eduardo Spinassi, rosarino que se radicó en 1978 en Buenos Aires.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.