CULTURA / ESPECTáCULOS

Jimi Caiga cautivó con identidad a los jurados del Rosario Suena

El grupo se impuso en el certamen de bandas que organiza la municipalidad y ahora se prepara para seleccionar los temas que irán al CD al que accedieron y los detalles del videoclip.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Luego de la crisis de 2001, Pablo Sarano llegó a Rosario desde Cipoletti, donde estaba radicado junto a su familia. El retorno a la ciudad natal disparó la búsqueda de compañeros con los que poder desplegar sus dotes guitarrísticas. Así, un proyecto de covers de La Renga, Spinetta y Divididos mutó en temas propios y un nombre, Jimi Caiga. Pronto, la partida del cantante original del grupo derivó en un parate extenso que, sin embargo, colaboró en la consolidación del sonido disparado por Sarano junto al bajista Lautaro Vidal y el baterista Bruno Rossito. La aparición del cantante Federico Ramos fue la chispa que encendió el cóctel.

Todo fue azaroso. Amigos en común, y con el Politécnico como trasfondo, oficiaron como celestinos para la unión del terceto con la flamante voz. Desde entonces, los hechos transcurrieron con una velocidad notable, logrando un punto cumbre este último sábado, cuando la banda se consagró como la ganadora del Rosario Suena!, ante un jurado conformado por Rubén Goldín, Gonzalo Aloras, Carlos Vandera y los periodistas Patricia Dibert, Juan Cruz Revello, Diego Giordano y Claudio Kleiman.

Claro que hubo algunos procesos previos, y esenciales, antes de esa exposición final. Una de ellas fue, precisamente, la ausencia de una voz líder, lo que obligó a una búsqueda musical puertas adentro. "Las cosas se dieron de esa forma, y lo que eso provocó fue que los temas viraran por ciertos lugares que, partiendo de otro lugar, no hubiesen ido por algunos recovecos por los que se meten. El estar trabajando sin una melodía definida que vaya ligando, más que afianzar lo musical llevó a la sobreexplotación de algunas cosas", explica al respecto el guitarrista.

A su lado, es el cantante quien --luego de haber trabajado arduamente para amoldarse a aquella estructura-- hoy define: "Creo que si bien la sobreexplotación puede molestar, también eso fue lo que a la banda le dio otro sentido, el hecho de poder trabajar un poco más los temas de lo que se vienen trabajando en estos tiempos y por estos pagos. Cuando escuché a la banda con tanta música pensé, en un primer momento, que había demasiada información. Aunque después me gustó tanto que me olvidé de eso, y tuvimos que esperar a que viniera alguien a decírnoslo".

Ese alguien fue Andrés "Polaco" Abramowski, que ofició como coach del grupo una vez que éste se convirtió en semifinalista del Rosario Suena! Y aunque con los resultados puestos es cómodo enunciar que la sociedad resultó exitosa, el proceso tuvo sus puntos críticos. Es que la experiencia del cantante y compositor de El Regreso del Coelacanto recomendaba, por caso, la eliminación de esa sobreabundancia informativa en pos de una mayor fluidez.

"Fue bastante crítico, pero creo que de las dos partes. No es fácil entrar a una banda y conocerla del primer momento, como no es fácil entrar y conocer a sus integrantes. Porque además de que el Polaco tuvo que lidiar con la banda, con la música, tuvo que lidiar con cada uno de nosotros. Y nosotros tuvimos que lidiar con él. Creo que hubo un click que fue un ensayo en el que terminamos todos muy mal, muy enojados, pero al otro día nos pusimos a pensar que había ciertas cosas en las que el Polaco tenía razón, y él en su casa empezó a entender que nos daba un poco más de pelota. Fue una unión conjunta, todos cedimos terreno para crear lo que se creó, y si el Polaco no hubiese estado no hubiésemos podido crecer. Eso es valiosísimo, y tenemos que trabajar mucho para terminar de agradecer", confiesa Ramos.

En definitiva, aquel rigor arrojó buenos resultados, y por estos días el grupo se prepara para seleccionar la media docena de canciones que irán a parar en el Ep al que accedieran luego de lograr un primer lugar que, además, les permitirá filmar un videoclip. Allí la banda dejará asentados sus principios musicales, ésos en los que combinan las influencias esenciales del rock clásico y fundacional, con la furia y crudeza de lo mejor del hard rock y grunge de los 90. Aunque saben que es el tiempo el que deberá respaldar su crecimiento.

"Esto es un cañón que nos va a empujar unos metros. El tema es ver cuánto se puede aprovechar para que esto rinda lo más que se pueda. Pero eso no va a ser fácil", admite Sarano.

Compartir: 

Twitter
 

Lautaro Vidal, Bruno Rossito, Federico Ramos y Pablo Sarano; en la final del Rosario Suena! "Jimi Caiga" combina rock clásico con la crudeza de lo mejor del hard rock y grunge de los 90.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.