CULTURA / ESPECTáCULOS

"Cuando estalla el corazón", la nueva obra teatral de Lauro Campos

Guerra, muerte, amor y soledad, son los aspectos sobresalientes de la puesta teatral que sube a escena hoy en la ciudad.

Luego de haber brindado su versión de Testigo de cargo de Agatha Christie, Lauro Campos se mantuvo dentro de la literatura inglesa con Cuando estalla el corazón, obra que se inspira en Burst of the heart de Christopher Leeds y en donde el director reúne en escena a Emmy Reydó, Paula Corvalán y Silvia Galizzi para hablar sobre múltiples conflictos relacionados con "el corazón, el apasionamiento y el doble perfil de lo que es la pasión, que viene de pathos y que es sufrimiento pero al mismo tiempo disfrute", según la definición esbozada a Rosario/12 por Campos, que desde esta noche brindará un prolongado ciclo de funciones en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia, donde la puesta se presentará los sábados a las 21 y domingos a las 19, hasta junio.

Abandonada por su marido y seis de sus siete hijos, Gertie debe sobrellevar una nueva pérdida: la de su hijo menor, enviado a una misión de guerra en Irak. Sola en una casa en ruinas, la mujer recibirá entonces la visita de su hermana y de una de sus hijas, lo que dispara nuevos conflictos, en una trama que a Campos le permite abordar un espectro auténticamente amplio. "Se presentan estos tres paradigmas: la madre con el corazón estallado porque hay un conflicto en Irak; la hija que viene a remover viejos conflictos con su madre y en esas 24 horas que pasan en la obra se van estallando con sufrimiento pero también con disfrute, porque va surgiendo la visualización de quién sos vos, quién soy yo y todo eso; y la hermana que viene con una ideología pro Bush, pro Blair, con compartimentos estancos predefinidos y de pronto va entendiendo los conflictos de las otras dos y el conflicto del ser humano en este Siglo XXI, que terriblemente es el de la guerra. Cada una de estas mujeres, de alguna manera paradigmas de una postura, van armando una trama muy interesante, de pronto escrita en un tono de comedia inglesa que está allá arriba, donde se maneja la ironía y el humor, que según María Elena Walsh es el buen modo de la desesperación".

Guerra, muerte, amor son entonces algunas de las temáticas de una puesta que habla también de la soledad: "Está presente, pero puesta en escena de manera muy minimalista. La puesta es tan simple que apuesta a la gran interpretación de estas tres actrices y a los climas profundos, hondos, que se va armando con la iluminación sobre este conflicto. Y el humor está siempre presente. El fondo puede ser trágico, pero sostenido siempre con el humor, porque sino sería una pieza muy negra. Y creo que es una pieza áspera, pero de ninguna manera es negra".

Convencido de que Cuando estalla el corazón sería el proyecto que lo devolvería al ruedo después de aquella adaptación de Christie --"lo único que quería hacer ahora era esto"--, Campos se apasiona al enumerar la abarcativa temática de su puesta: "Las actrices son tres maravillas, tres paradigmas ideológicos puestos en escena. Lo que he contado de la pieza es apenas un boceto, porque transita lo familiar, ideológico, social, religioso, político, lo que pasa en el mundo, en el corazón de una madre, de una hija, lo que pasa en el corazón de una madre que ha podido tener siete hijos y lo que pasa en el de otra que no pudo tener ninguno. Es muy compleja la pieza, y nuestro premio sería que la gente se pusiera en contacto con esto".

Aunque en definitiva, lo que el director ha logrado con el flamante proyecto no es más que reforzar una búsqueda puntual, según concluyó al afirmar: "Hace tiempo que trabajo sobre el corazón, a nivel filosófico e incluso teológico. Desde el racionalismo nos han convencido de que la que no nos engañaba era la razón, y en verdad creo que el mayor conocimiento que uno llega a tener con una persona es a través del corazón, no como órgano sino como centro de la afectividad, de la emoción y la pasión. Creo que hacer estallar el corazón en una epifanía, donde uno se muestra, donde se te muestra el otro, es lo más grande que le puede suceder a un ser humano. A eso apunta la obra, que va tomando un caminito y de pronto hay estallidos de emoción, de pasión, que importan un mayor conocimiento del ser humano".

Compartir: 

Twitter
 

Emmy Reydó, Paula Corvalán y Silvia Galizzi. Las actrices son dirigidas por Lauro Campos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.