CULTURA / ESPECTáCULOS › BICICLETAS, ESTA NOCHE, EN EL WILLIE DIXON

Buscar el sonido del futuro

Diferente de aquella conocida historia que habla de amigos de barrio aglutinándose alrededor de la pasión compartida por el rock, Bicicletas fue más bien el resultado de un experimento musical entre músicos que, culminadas sus diversas experiencias y proyectos artísticos, decidieron reunirse con el simple objetivo de construir un grupo sin horizonte estético definido. Seis años después, el resultado no es otro que la interesante propuesta de una banda que esta noche volverá a presentarse en Rosario como invitada de Coki & The Killer Burritos, en una reunión que se desarrollará a la medianoche en Willie Dixon.

En diálogo con este medio, Mariano Repetto --baterista del grupo que completan Agustín Pardo (bajo), Julio César Crivelli (voz y guitarra), Federico Wiske (guitarras y coros), Ignacio Valdez (sintetizadores, moogs, guitarras y programaciones-- relató aquellos comienzos poco habituales: "La banda nace en 2001 como una idea bastante libre. No nos conocíamos entre nosotros, así que nos juntábamos a improvisar en una sala de ensayo una vez por mes, y así estuvimos los primeros seis meses. Pero desde aquel encuentro no nos separamos".

Escuchando el homónimo disco debut del grupo saltan a la vista la visceralidad del grunge y el punk, que se alternan a su vez con elementos del pop, el rock psicodélico y pasajes sónicos. La combinación es no sólo la resultante de aquellas experiencias previas que sus integrantes tuvieron durante los 90, sino además de la libertad creativa que fue marcando a Bicicletas desde sus primeros paseos. "En verdad la banda es un punto de encuentro de todas las inquietudes que ha tenido cada uno de los miembros. Nosotros siempre vemos a la banda como una especie de collage de diferentes épocas. Y cada época tiene su sensación, en los 80 quizás era más la velocidad, después tenés una parte más emotiva por el lado del pop y después una cosa muy fuerte, hipnótica, alucinadora, que lo da la electrónica. Siempre pensamos que por la época en que salió la banda hay más una idea de buscar una síntesis, de conjugar elementos, que de enemistarse. Ya pasó lo de rock versus electrónica. Nosotros miramos el pasado, actuamos en el presente pero nuestra misión es buscar el futuro como banda", apuntó Repetto.

Las líricas pueden inscribirse en la frustración grunge y el disconformismo del punk primigenio. Sin embargo, ello responde más a períodos compositivo. "En las primeras letras se usaban mucho los colores, los animales, con la idea de volver quizás a un estado más primitivo del ser humano, porque lo primero que te enseñan en el jardín de infantes son los animales, los colores y los días de la semana --explicó el

baterista--. Era la búsqueda de un estado de naturaleza medio primitivo pero también cínico. En verdad las letras siempre hablan de tres elementos: la locura, el amor y la otra dimensión, la mirada del otro".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.