CORREO

PAMI

Históricamente los médicos de cabecera reclamábamos por un aumento en el valor de la cápita. A partir del año 2005, nucleados en la Junta Interna de ATE, presentamos un documento en PAMI central con un proyecto de escalafonamiento, para ser equiparados al resto de los Profesionales de los institutos, con lo cual seríamos incluidos en el Convenio Colectivo de Trabajo, alcanzándonos de ese modo las bonificaciones que percibe cualquier personal en relación de dependencia (título, antigüedad, presentismo). La paritaria reunida en diciembre de dicho año, en su artículo 1º deja aclarado: "El Sistema Escalafonario y Retributivo no incluye a los Médicos de Cabecera....", violando el art. 2º del C.C.T. En sucesivas reuniones con Recursos Humanos (PAMI Bs.As.), se nos prometió incluirnos en una Paritaria Especial, hecho que nunca ocurrió hasta la fecha, y nos siguen mintiendo. El valor actual de la cápita es de 2.80 pesos, de ese monto deducen jubilación, seguro de vida obligatorio y colectivo, con lo cual la misma se reduce a 2.50 aproximadamente. Con ese magro salario debemos hacernos cargo cada mes del alquiler del consultorio, secretaria, luz, gas, impuestos, jubilación de Arte de Curar (que es obligatoria), rubros todos ellos que se han incrementado en forma notoria en los últimos tiempos. Estamos cursando la 6ª semana de lucha, continuamos sin repuesta de PAMI central, sabemos que se reciente la prestación de un número importante de afiliados, situación que obviamente no les interesa. Esta lucha no tiene retorno si no nos reciben en Buenos Aires y nos dan lo que pedimos, la semana próxima la medida de fuerza sería de 96 horas a partir del martes 21. Dra. Matilde Nosetto


Correa

Una vez más la Justicia llega tarde; o mejor dicho, directamente no llega. Murió en su casa de Barrio Candioti, en la ciudad de Santa Fe, el represor y genocida Nicolás Correa. Murió de viejo, sin juicio ni castigo. Correa tenía 80 años y cumplía un régimen de semidetención en la cárcel de Las Flores; después de que se probara ante la Justicia que había violado por lo menos en dos ocasiones la prisión domiciliaria de la que gozaba por su edad. Correa estaba procesado por cometer crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar en Santa Fe; por los delitos de tormentos, privación ilegítima de la libertad, coacción, vejaciones y apremios ilegales. La acusación de asociación ilícita crucial para que la Justicia reconozca la existencia de un plan sistemático de exterminio fue desestimada por razones formales, razones que terminaron apartando al juez Reinaldo Rodríguez de la causa. Por otra parte, hace diez meses que esperamos la respuesta al pedido de que se incluya en la causa la figura de genocidio. Correa, Suboficial del Ejército que actuó en la inteligencia militar, líder de la patota santafesina, torturador, responsable de la desaparición de Alicia López (él mismo se la llevó con vida del centro clandestino que funcionaba en La Cuarta). La impunidad permitió que fuera funcionario de la Subsecretaría de Seguridad durante la primera gobernación de Obeid. La impunidad permitió que muriera llevándose sus secretos a la tumba (nos referimos a la información sobre el destino de los compañeros desaparecidos). La estrategia de dilatar las causas funcionó para él: murió sin juicio ni castigo. Con carácter de urgencia, que se aceleren las causas contra los genocidas. ¡Juicio y castigo Ya!

Liga Argentina por los Derechos del Hombre-Santa Fe

Foro Contra la Impunidad y Por la Justicia-Santa Fe

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.