CONTRATAPA

Love Bus

 Por Javier Gasparri

Y pasan los viajes, los soplos de ruta que traen una vida. Y el placer de estar, simple y soberanamente, antes que el infinito blabla de promesas y determinaciones. Y dejarla fluir. Y que el encuentro ocurra, como quien no quiere la cosa. Y la idea, cada vez, de una próxima vez, que, tal vez, se dé. Y que cada uno devenga cualquier cosa, vuelva/ se desplace/ vaya/ venga/ se fugue, y que en esos movimientos incesantes, tal vez, nos encontremos. A veces. O no. Y "nos vemos prontito". Y hasta la próxima, tal vez. Y casi que cada uno en la suya.

Urgencias... Ansiedades... ¡Zen! Saber, no saber: misterios y revelaciones, descubrimientos tal vez. El riesgo de ya fue, la posibilidad de otra vez. Movimientos por la carretera, movimientos imperceptibles. El espacio abierto que no quiere ni se deja re﷓conocer, identificar. El Paraná que sube y baja: "la corriente desde acá se ve al revés". El recomienzo, la reinvención, cada vez. Y entonces: bonito, hermoso, bombón: palabras en circulación, intercambios de don. Y un cuerpo (ese cuerpo). Y también el mío. En rotación. Flujos, siempre. Melenas leoninas, ojos que cambian de color con el clima. Montables, desmontables: los accesorios al comenzar el día. Nomadismos y hallazgos. In﷓tensidades, roces, con﷓tactos. Carne y solidez. ¡En﷓verga﷓duras! El cuidado de sí. El cuidado del otro. El cuidado del nos.

Y lo incorporal de la teoría, queriendo vivir. (Teoría y vida: una interrogación). El gusto de hallar argumentos: los límites de lo pensable. El sentido gratuito de reír: la alegría y la magia inexplicable. Hipersensibilidad. Límite (y) sentido. Y un beso sigue a otro.

Y el espacio íntimo, de a ratos. Y amigas, y amigos, y gente, de a ratos. Y ahora tengo sueño, y los sueños del ahora para después, y los sueños del después. El presente absoluto. El recuerdo, la presentificación, después: tal vez. La conversación imparable, el diálogo intermitente: avatares. El trance y la lectura. La música y los libros. Piel y pelos: la letra P. El espacio, la distancia: teorías y metodologías. La clase: la serie, la docencia, las tarjetas.

Gestos, voces. La mochila y el fundamentalismo del mate. Fetiches. Chucherías. Relación sexual: "hay". Ay. Ah... Diversión, festividad. Ideal y accidente. Energías y suspensiones. Fugacidad. Epifanías. Instantes. Parques y paredes. Imanes, imanes, imanes... Microrrelatos y fantasías literarias.

Y si hay algo que continúa es el movimiento discontinuo que no se caza (ni se casa). Y si algo "es", es lo que sale, lo que va saliendo, y es también el deseo. Seducciones, satisfacciones, succiones, se﷓gregaciones. Sujetos que conocen: ¡Cuerpos que sienten! Lo que fluye y no se deja decir. Tal vez porque no haya nada que decir. La potencia de la luz. Y lo deseado pero imprevisto, incierto: juntura. Y Eros sobrevolando, y con la luz encendida. La felicidad de la presencia, la no infelicidad de la ausencia. Saudade antes que nostalgia tanguera llorosa.

Seminario, "Seminare", semen, semilla, siembra: la parte. "Te regalo estas plantitas para que sigan creciendo..." Y querer extender el tiempo compartido, pero sospechar que en esa limitación descansa un encanto. Y la despedida, casi sin volver la mirada, para encontrar, tal vez, un saludo más a la distancia. Y así. Y el casi y el tal vez y el y.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.