CONTRATAPA

Es la política, tontito

 Por Javier Chiabrando

No sé qué pasó en este país, tontito mío de mi corazón, pero antes uno escribía una contratapa y diez días después tenía vigencia. Ahora la escribís el viernes, la retocás el sábado, y cuando sale el domingo tenés que rogar que esa noche, en la que uno durmió arropado por la verdad y un par de wiskies, nadie haya cambiado de bando o pegado un tiro.

Un día te dormís creyendo que el gallinero está en orden, y resulta que a la mañana doscientos intendentes de Massa se volvieron al kirchnerismo, que Osvaldo el héroe de Boca está jugando para Sacachispas y que para resolver la elección a gobernador de la provincia de Santa Fe proponen un concurso de chistes y que lo decida el aplausómetro de Galán.

"Así es la vida", dice mi tía, que como es peluquera lo sabe todo. Yo en cambio creo, tontito mío, que es la política, como lo que pasó en las filas del mismísimo kirchnerismo, donde se armó la podrida porque siguiendo aquel viejo apotegma atribuido a Aristóteles, "la política es el arte de lo posible", la jefa alineó los patitos desalineados y construyó una fórmula para ganar.

Así es como los puros nos salieron a correr por izquierda y los impuros nos refregaron en la cara haber acertado. Yo, por las dudas, hice las dos cosas: Corrí a varios por izquierda, y me declaré el primer Kirchnerista Sciolista de esta parte del país; o sea un iluminado. Es más, luego de hablar con todos los Chiabrando que encontré en la guía, descubrí que Daniel (Daniel desde ahora) es medio primo mío por parte de tatarabuelo.

Ya sé que todo lo que diga en esta nota ya fue dicho por otros, pero yo te lo paso en limpio, porque a los otros no se los entiende de tantas palabras difíciles como coyuntura o guarismos. Chiabrando, que también es medio tontito, usa palabras fáciles e ideas más fáciles todavía: "Es mejor ganar que perder", "aunque los candidatos no sean lo que vos soñaste, uno igual va a ser presidente", "si vos no elegís, otro elige por vos".

Vayamos por partes, tontito mío: el kirchnerismo, por no decir la presidenta, no quiso correr el riesgo de que un "puro" como Randazzo perdiera la interna con uno al que muchos consideraban un "advenedizo" como Scioli. De esa catástrofe iba a ser difícil regresar.

Si la estrategia de Randazzo triunfaba, y había una lista de puros (a la manera de cómo Durán Barba organiza el PRO), y una de impuros, representada por Scioli con algún Del Sel de vice, y ganaba la de los impuros, el kirchnerismo, aún con poder territorial, iba a ser comparsa en vez de bastonero. De estudiar a la gente que prefiere perder con Randazzo a ganar con Scioli que se encargue otro más inteligente que yo, que como buen tontito, prefiero ganar a perder, sea a las bolitas, sea al fútbol.

Nos dicen (a los tontitos como nosotros nos venden buzones todo el tiempo) que Daniel nos va a traicionar. Pero yo recuerdo (mi memoria de tontito recuerda poco, pero recuerda lo importante) que el kirchnerismo enfrentó al FMI, a la comunidad europea por Repsol, a los buitres, a corporaciones mediáticas y económicas, a la mesa de enlace; y CFK lo bardeó en la cara a Obama; sin olvidar que le quisieron facturar un suicidado como un asesinado, y ahí está, más vivo que nunca. El 18 de febrero se caía por la marcha de los paraguas y hoy se plantea ganar las elecciones en primera vuelta.

¿A esta indiada se la va a fumar Daniel con esa cara de bueno y esas frases de amor y paz? En todo caso, tontito mío, el kirchnerismo sucumbirá algún día por sus propios errores y contradicciones, que los tiene pero que no se notan porque los otros cometen más errores y tienen más contradicciones. Lo que es hoy, arma y desarma la continuidad en el poder, pone en juego a una nueva generación de políticos, y dicta los pasos a seguir, no solo para todos sus seguidores sino para todos el país, tontitos o no.

Eso sí, hay cosas, que por muy tontito que sea, no logro entender. Y menos las entiendo cuando la explican los inteligentes. Por ejemplo la transformación de la UCR en fiscalizador oficial de otros partidos. Algún día habrá que analizar "por gente inteligente" por qué Sanz prefiere ser cola de ratón de Macri en lugar de ir solo o con Stolbizer y hacer un papel digno. Ya sé que ellos querían voltear al kirchnerismo, pero eso se logra haciendo política, tontito, no comprando jugadores baratos (jugadores libres, como se dice en la jerga futbolera) como hacen los equipos que saben que no van a ganar campeonato alguno.

Además, tontito, yo, que no sé nada, creo que sé una cosa: Macri no quiere ser presidente. Le basta con ser una especie de campeón moral de la clase media. Sino no se explica que haya armado una fórmula presidencial unitaria, pura de Buenos Aires, con dos candidatos de Barrio Norte. Eso, para los tontitos de Buenos Aires puede resultar lógico, pero para los tontitos del interior como nosotros es un insulto, o casi.

Hablando del interior, volvamos a Santa Fe. Ahora que ya se sabe quién es el nuevo gobernador, debo decir, con toda la tontera de la que soy capaz, que si bien asusta que haya tanta gente capaz de votar a Del Sel (que es evidentemente incapaz para conducir semejante provincia como es capaz para otras cosas) las fantochadas tienen su límite. O su techo, como dicen los encuestadores. De la misma forma en que cada noche hay millares de personas se sientan a ver Tinelli, otros millares buscan una buena película, el canal Encuentro, o abren un libro. La vida es así, en eso mi tía la peluquera tiene razón.

Y para terminar, tontito mí, porque tengo tonterías por hacer y no tengo tiempo para perder en cosas inteligentes, me gustaría hablar del fantasma del voto en blanco. Buhhh" No te asustes, es que entre tantos heridos, ofendidos, irredentos, enemigos del dedismo, los que se golpean el pecho y las demandas de transparencia, se volvió a hablar del voto en blanco.

Bueno, tontito mío, si vas a votar en blanco porque no te gustan los candidatos, hacelo nomás, dejá que otro elija por vos al presidente que te va a beneficiar o a cagar. Votá en blanco. Dejá que otro te ponga el presidente, que te elija el camino, que te diga la música con la que vas a bailar los próximos años. Si luego no te gusta, no le eches la culpa a la vida cruel, como hace mi tía la peluquera; es la política, tontito.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.