CORREO

¿Por qué les molestan?

El Tribunal Oral Federal Nº 1 de Rosario pidió orden dos veces, y luego ordenó a la Gendarmería "poner orden" (haciendo uso del ofrecimiento del imputado Guerrieri en su indagatoria un par de semanas atrás: "el Ejército Argentino está para ordenar a los desordenados"). Y ésta lo hizo, claro; y lo hizo como sabe hacerlo.

La sala fue desalojada. La Fiscal y las querellas solicitaron se revoque la medida y se permita el ingreso del público con sus fotos, rostros que son nuestras banderas desde hace 30 años, 30.000 razones por las que seguir luchando.

El Tribunal, fundando su decisión en el artículo 369 del Código Procesal, confirmó su decisión, dejando fuera de la sala de audiencia no sólo a esos rostros, sino también a los compañeros que los "dejaron aparecer" durante la audiencia.

¿Qué dice este artículo 369? "Las personas que asistan a la audiencia deberán permanecer respetuosamente y en silencio; no podrán llevar armas u otras cosas aptas para molestar u ofender, ni adoptar una conducta intimidatoria, provocativa o contraria al orden y decoro debidos, ni producir disturbios o manifestar de cualquier modo opiniones o sentimientos".

Lo que no nos explicó el Tribunal es por qué consideran intimidatorias o provocativas o contrarias al orden público y al decoro las fotos de nuestros compañeros desaparecidos. ¿Por qué les molestan sus rostros? No fue un pedido de los defensores de los imputados, por eso insisto. Señores Jueces, a ustedes ¿por qué les molestan esos rostros?

El debate en este juicio es sobre hechos que estos compañeros sufrieron. Hechos que se hacen más reales cuando les ponemos rostros, hechos que duelen más cuando les ponemos rostros.

¿Será por eso que la justicia los sigue desapareciendo?

Ellos son nuestra historia, son nuestra lucha, son las razones porque las que durante más de 30 años peleamos para llegar a este momento, son los que le ponen nombre a "las Madres", son el único motivo por el que cada semana entramos a esa sala de audiencia, donde se administra una justicia que aunque haya pasado el tiempo, prefiere no ver algunas cosas.

Daniela Asinari

Abogada querellante en la causa Guerrieri-Amelong

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.