CORREO

Correo

Vivienda

Las ocupaciones en cadena de terrenos en Villa Gobernador Gálvez y Rosario evidencian, una vez más, la ineficacia de las políticas de los últimos 40 años, en materia habitacional.

Más allá de vivos que ocupan para revender, punteros que las promuevan, es evidente que ninguno tendría chances importantes si no subyaciera un déficit habitacional de 3.000.000 de unidades a nivel nacional. En Rosario, el anterior intendente estimó en 50.000 el déficit, la mitad del cual se refiere a asentamientos irregulares, y el resto por familias de sectores medios aspirantes a la vivienda propia que no pueden alcanzar, que hoy alquilan, o conviven con familiares contra su voluntad.

El hecho que el déficit no se reduzca a pesar de numerosos anuncios en décadas recientes de planes, entregas de viviendas, etc, es por demás elocuente. En sus raíces están: 1) Aumento de la demanda; 2)Insuficiencias de las políticas gubernamentales hasta aquí practicadas.

El incremento de la demanda tiene que ver, en primer lugar, con el crecimiento vegetativo no atendido de la población. Ejemplo: Los dos asentamientos crecidos a los lados del barrio Las Flores Sur (España y Acceso a Autopista), formados mayoritariamente por hijos de quienes una vez recibieron viviendas sociales en Las Flores, pero que al crecer y formar sus propias familias no tienen oportunidad de acceso a viviendas dignas.

También tiene que ver con un modelo productivo nacional. La extensión de la frontera agropecuaria, especialmente la sojera reemplaza en los territorios que va conquistando producciones que requerían mucha mano de obra por otra que prescinde de ella. La desocupación y miseria engendradas empuja a las poblaciones a migrar a ciudades como Rosario.

Ante la realidad de la espera de años para el sorteo de una casa que casi nunca llega, años atrás muchos vecinos humildes compraban lotes en cuotas para luego ir construyendo la casa propia. La especulación inmobiliaria, elevando el costo de la tierra, y la caída del salario real volvieron inaccesible hasta el lote para amplios sectores sociales.

En definitiva, sin cambios de fondo en el modelo productivo, políticas agresivas de lotes con servicios y apoyo a la autoconstrucción, y legislación y política financiera diferentes, seguramente el futuro nos deparará más y peores Indoamericanos o Villas Gobernador Gálvez.

Alberto Cortés

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.