CORREO

Correo

Lo que dijo Coni Cherep

Estoy sorprendida de las expresiones del periodista de la ciudad de Santa Fe, Coni Cherep, ﷓en el programa de la radio FM Sol,﷓ que mientras discutía con Alejandro Colussi y Maximiliano Ahumada sobre el informe de narcotráfico realizado por la Universidad Nacional de Rosario, en un momento dijo: "En esta provincia, yo sé que lo que voy a decir me va a costar a lo mejor algo que es..., este..., vos dáme explicaciones y nos consta a todos, la policía depositaba una caja mensual en el ministerio de Gobierno: que tenía que ver con las actividades ilícitas, prostitución y narcotráfico. Luego Antonio Bonfatti, yo te voy a decir esto porque lo involucra al gobernador, tuvo en su primera charla con el jefe de la Unidad Regional con el jefe de la Policía de la Provincia originario de Binner, dijo: muchachos, nosotros transamos, transamos, si quieren con la prostitución y si quieren con el juego, con el narco no". ¿Se entendió bien la frase? Ahora bien, Coni Cherep se desdijo de lo que había dicho, diciendo que la "Gestapo K" le había sacado la frase de contexto y lo habían recortado.

Al debate nacional que se ha planteado por las expresiones del periodista, en relación a si el gobierno de Binner primero y el de Bonfatti después liberaron el accionar de la policía en la recaudación de dinero por actividades ilícitas, nos interesa plantear que en ambos gobiernos se ha naturalizado la frase: transamos si quieren con la prostitución. Porque ya es muy grave que reconozcan livianamente el doble contrato entre el delito y la policía, y ésta con el poder político, situación que desde hace tiempo viene denunciando el hoy Ministro de Defensa Nacional, Agustín Rossi en sus propuestas de seguridad para la provincia.

La naturalización de que la policía recauda plata y tiene una caja producto de cobrarle a quienes negocian con el cuerpo de las mujeres, los prostituyentes y tratantes de personas, es inconcebible. Que una mujer adulta ejerza la prostitución no está prohibido por lo tanto la policía no puede extorsionarla; lo prohibido es que exista una persona, generalmente hombre, que lucre con la venta de sexo. Lo prohibido es que haya niñas paradas en las esquinas vendiendo su cuerpo. Lo prohibido es que haya prostíbulos. Lo prohibido es que haya secuestro y trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Y sobre esas actividades ilícitas, cobra la policía extorsionando a los delincuentes.

Claudia Giaccone

Diputada Nacional del Frente Para La Victoria (FpV)

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.