CORREO

Correo

Contaminación

Sin dar por sentado o afirmar categóricamente que la contaminación electromagnética sea una de las peores plagas de la modernidad, como lo expresan cada vez más numerosos estudios e informes científicos, que reseñan su negatividad, uno debe comenzar a prestar atención a este posible factor de perturbación sanitaria.

Cada vez y con mayor asiduidad, médicos e investigadores atribuyen a esa contaminación efectos indeseables, susceptibles de generar patologías que tendrían incidencia en la morbimortalidad de las personas. A pesar de ello, y tratando de mantener una objetividad e imparcialidad, no sencilla en torno al tema, reconozco que existe una biblioteca a favor que resalta la inocuidad de esta radiación y otra que expresa lo opuesto.

Esta disputa no es pacífica, ya que los intereses en juego son muchos y poderosos. Pero, ello no nos debe impedir reconocer, que en los últimos años han aparecido una serie de patologías, otrora no comunes, imputables según muchos a esta forma de radiación.

Dentro de la amplia bibliografía sobre el tema, los especialistas señalan: déficit de atención, hiperactividad, irritabilidad, alteraciones de concentración y memoria, prurito, molestias oculares, dermatitis, dolores musculares, cefalea, insomnio, y en los casos en que la exposición es a largo plazo: electrohipersensibilidad, síndrome de fatiga crónica, depresión, arritmias, alteraciones cardíacas, epilepsia, autismo, Alzheimer, Párkinson, infertilidad, alteraciones hormonales, leucemia y diversos cánceres.

Esta contaminación por campos electromagnéticos (CEM) originados en transformadores, líneas de alta tensión, Wi﷓Fi, se agrava con el incremento exponencial de la telefonía celular. En virtud de los riesgos que entraña esta tecnología, la OMS incluyó a la misma dentro del Grupo 2B: Como posible cancerígeno para los seres humanos, conjuntamente con el peligroso insecticida DDT (prohibido en casi todo el mundo) y el cigarrillo.

De ser ciertas todas estas advertencias, evidentemente estamos en problemas, ya que la telefonía celular y el Wi﷓Fi ha generado una extendida adhesión y adicción en toda la comunidad.

Debemos ser conscientes que todo ese poderoso arsenal tecnológico mencionado, tiene y tendrá cada vez más incidencia en la vida diaria y en sus distintas manifestaciones. Impactando ya fuertemente en la actividad educativa y pedagógica, con todo lo bueno y malo que ello puede encerrar.

Ricardo Luis Mascheroni

Docente

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.