SOCIEDAD › "APUNTES SOBRE FEMINISMOS Y CONSTRUCCIóN DE PODER POPULAR", LIBRO DE LUCIANO FABBRI

Un paso adelante contra el patriarcado

La publicación de la editorial autogestiva De Puño y Letra retoma los debates de los feminismos desde una perspectiva de prefiguración de la sociedad deseada, en lugar de postergarla, también aplicable a las relaciones entre los géneros.

"Apuntes sobre feminismos y construcción de poder popular" se llama el libro de Luciano Fabbri, licenciado en Ciencias Políticas, rosarino, integrante del Colectivo de Varones Antipatriarcales y militante de movimientos populares desde los días de diciembre de 2001. La publicación nace de una tesis de grado, defendida hace cinco años, que circuló entre militantes como un "manual de uso". "Tiene un sentido de acción política, de intervención", dice el autor, que presentó el libro lanzado por la editorial autónoma y militante De Puño y Letra. Para Fabbri, ser antipatriarcal es insuficiente. "Lo que venimos discutiendo desde hace ya algunos años es que el feminismo es un cuerpo de ideas y de prácticas políticas que debe ser apropiado aún a costa de nuestros privilegios, en términos colectivos, en estos espacios que también son intergéneros. El feminismo nos aporta herramientas vitales para pensar y practicar el cambio social, a la hora de discutir la forma en que nos relacionamos, qué es lo político, qué significan estas prácticas prefigurativas que solemos mencionar en términos de cómo anticipamos el cambio social sin postergarlo para el día de la revolución entre comillas", lanza Fabbri sobre el planteo del libro, al que sólo puede pensar desde una perspectiva colectiva.

En ese sentido, Fabbri plantea la despatriarcalización como una forma de poner en acción esa sociedad prefigurativa. "Empezar a desmontar al patriarcado en la dinámica más cotidiana y no simplemente pensar al antipatriarcado como una enunciación de un principio político abstracto", es la propuesta.

El libro nació de la tesis realizada por Fabbri hace cinco años, y defendida en septiembre de 2008, para graduarse como licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Rosario. Justamente, en esa Facultad, presentó el libro el jueves pasado. Fabri ironiza sobre su concreción. "Un poco en joda decía que escribir sobre feminismos y poder popular y publicar con una editorial militante y autogestionada no es justamente lo que te da status para el sistema científico", expresó entre risas.

Pero el libro tiene otros sentidos. "Para nosotras este libro es un triunfo. Es un consuelo; es también un premio a la insistencia, es una ayuda para el feminismo que buscamos lxs militantes de las organizaciones sociales populares", dice MalasJuntas en un prólogo entusiasta. Una de las integrantes del Colectivo Feminista, Ana Clara Borsani, aporta su mirada. "Fue una alegría muy grande que nos pidieran que escribamos el prólogo, fue un honor, porque el trabajo de Lucho había estado circulando entre nosotras, era un manual de uso del feminismo, también vinculado con la construcción de pdoer popular que era propio del Frente donde militamos y creemos que es muy importante la publicación del libro por lo claro que es, cómo abre el abanico de feminismos, cómo demuestra la necesaria vinculación con la construcción de poder popular y el vislumbramiento del cambio social", afirma la militante.

Esa misma característica es el orgullo de Fabbri. "Para mí, la potencia y lo que me genera alegría y orgullo de esta publicación es la apropiación colectiva del material y que incluso es preexistente, es la condición de posibilidad de la publicación", indica.

Fabbri marca el inicio de sus indagaciones sobre el feminismo en una pregunta que le lanzó una mujer en la marcha de cierre del Encuentro Nacional de Mujeres de 2003, en Rosario. Luciano se había calzado el pañuelo verde de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y marchaba por las calles, cuando otra manifestante lo increpó: "Vos qué carajo estás haciendo acá". En lugar de enojarlo, o hacerlo replegarse, esa pregunta fue fecunda. "Siempre recupero el contenido interpelador e incluso pedagógico que tuvo. Porque digo, una reacción de los varones ante el feminismo y la interpelación del feminismo es defensiva y de victimización, dicen que nos excluyen de estos espacios, que las feministas odian a los hombres. Por suerte, no fue ésa mi reacción y hoy todavía pienso qué carajo estoy haciendo acá, participando de la lucha feminista, por qué esto me atraviesa de forma personal para que diez años después siga siendo mi principal lugar de acción y de intervención y qué es lo que los varones nos podemos preguntar, qué es lo que nosotros hemos hecho históricamente y seguimos haciendo actualmente para que un cuerpo de varón siga siendo visto como una amenaza en los espacios de mujeres", recuerda Fabbri.

En ese sentido, entiende que los últimos diez años han sido la década de la irrupción de "lo que se puede llamar el feminismo popular". "Es propio de la masividad de los Encuentros de Mujeres, de cómo empiezan a participar las mujeres de los movimientos sociales, piqueteros, en esos encuentros --apunta el autor del libro--. Cómo se da el cruce, que también intenta ser recuperado en algunas de las vertientes feministas que empiezan a plantear la discusión de un feminismo que erigía su propia experiencia como universal, desde la mujer blanca, de clase media, heterosexual, con formación académica o profesional, que era la protagonista implícita del feminismo, y cómo eso empieza a ser interpelado y enriquecido y complejizado por los feminismos negros, de color, lésbicos, populares, indígenas".

Compartir: 

Twitter
 

Gregorio Lacelli, de De Puño y Letra, con Luciano Fabbri y Ana Clara Borsani de MalasJuntas.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.