SOCIEDAD › LOS CONSUMIDORES SE PONEN AL HOMBRO EL CONTROL DE PRECIOS CUIDADOS

El comprador es protagonista

Desde organismos de defensa del consumidor detectan la búsqueda masiva de los productos acordados con la Secretaría de Comercio Interior. Y la voluntad de denunciar. En Rosario no hubo ningún súper multado por incumplimiento.

 Por Evelyn Arach

El Programa Precios Cuidados está generando un mayor protagonismo de los consumidores. En Rosario, tanto supermercadistas como organismos de defensa al consumidor coinciden en que hay una búsqueda más inquisidora por parte de los vecinos de aquella mercadería cuyo costo ha sido acordado con la Secretaría de Comercio Interior. Esta última semana, la Oficina de Defensa al Consumidor hizo un conteo en 16 súper de distintas zonas de Rosario y en muchos lugares encontró a vecinos relevando los precios cuidados y denunciando anomalías. "Nos parece altamente positivo porque el consumidor debe dejar de ser espectador para ser protagonista", opinó el titular del área Alberto Muñoz.

De muestra sirve el testimonio de Ana, que vive en zona sur y es clienta del supermercado La Reina ubicado en San Martín y Ayolas. "Esta semana hice el reclamo ante los encargados porque no encontré ni la yerba ni el té al precio promocionado en el marco del acuerdo. Si ponen una lista en la puerta tienen que cumplir", contó.

Con esa misma intención, el viernes pasado unos 25 gremios que representan a los trabajadores de la ciudad firmaron un acuerdo respaldando el programa y comprometiéndose a hacer relevamientos. Los resultados serán expuestos a sus afiliados, a fin de que elijan comprar en aquellos lugares que respeten el acuerdo.

En este contexto, los comerciantes también hacen su parte. En el supermercado Su Super de Pellegrini al 600, el propietario "escracha" con carteles a los proveedores que no quieren vender los productos al precio convenido. Así, en medio de las góndolas, sobresalen cartelones del tipo: "Paladini aumentó sus productos un 45%" o "Arcor no respeta los precios cuidados" Y ya se sabe, el que avisa no traiciona.

Entre las estanterías del mismo comercio se ven otros carteles de color amarillo en los que se señalizan alimentos incluidos en el acuerdo nacional. "Me sorprende que todo el mundo se fije en los Precios Cuidados. Este es un barrio donde se priorizan las primeras marcas, pero la gran mayoría de los clientes los utiliza, porque los precios son hoy un tema sensible", cuenta el propietario del super Sebastián Amelis. Y detalla que el cartel escrachando a Paladini, tuvo difusión en las redes sociales y le valió la visita de uno de los gerentes de la empresa, pidiéndole que lo sacara. Algo a lo que no accedió.

El programa nacional que depende de la Secretaría de Comercio Interior incluye un total de 194 productos alimenticios y de limpieza cuyos precios en góndola deben sostenerse durante 12 meses y ser revisados trimestralmente. La próxima revisión será el 31 de marzo. Aunque en el caso de la Cámara de Supermercadistas de Rosario, que agrupa a 50 bocas de expendio en la ciudad, son 78 los productos acordados.

"Los precios cuidados se están respetando pero tenemos ciertos problemas en la entrega de mercadería. Por la difusión masiva que se le ha dado al programa hay lugares donde los consumidores están muy atentos y demandan mayor cantidad de estos productos específico, lo cual ha complicado a algunos proveedores", contó a Rosario/12 la gerenta de esa cámara, Verónica Solmi.

Entre los más demandados figuran el aceite a 7,32 pesos, así como la harina, el azúcar y la yerba. Está claro que es necesario darle tiempo al acuerdo para que los consumidores vean que estos precios son sostenidos y no traten de acapararlos. Mientras tanto, la sugerencia de los organismos de defensa del consumidor es solo adquirir lo que la familia va a consumir en el corto plazo.

Otra cara de la situación es la de proveedores que directamente se niegan a respetar el acuerdo. "Argumentan que el convenio es para las grandes cadenas, cuando en realidad, ante la Secretaría de Comercio Interior estamos todos incluidos, por lo que se trata de un incumplimiento", explicó Solmi y citó como ejemplo a Arcor.

También Defensa al Consumidor detectó que comerciantes medianos y pequeños son ninguneados por algunos distribuidores, una situación que se agrava en el interior de la provincia y pidió "hacer causa común" con ellos.

En estos casos, el supermercadista afectado debe hacer la denunciar a la Secretaría de Comercio Interior a través de la Cámara, para que quienes incumplan sean sancionados. Mientras tanto, esos productos ya se están reemplazando por otros de diferente marca, manteniendo el precio. Tal como lo establece el convenio, cada super arma su propia lista de Precios Cuidados de acuerdo a los proveedores con los que cuenta.

Incumplidores. Particularmente en las sucursales de cadenas nacionales de supermercados como Carrefour, Libertad, Jumbo, Coto y la local La Gallega se han detectado algunas irregularidades.

"Según nuestro relevamiento, así como ningún super de Rosario tiene los 78 productos, ninguna de estas sucursales cuenta con los 194 productos. Y hay establecimientos donde aparece algún cartel de Precios Cuidados pero la mercadería no está al precio que corresponde", señaló Juan Marcos Aviano del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria.

Por su parte, la Oficina de Defensa al Consumidor apunto un dato llamativo: varios vecinos denunciaron a la entidad que en la góndola aparece un costo, pero en la caja se paga otro. "No es razonable que los precios se cambien mientras se está comprando, debe realizarse al cierre", opinó Muñoz.

Y explicó que esta práctica está penada por la Ley de Lealtad Comercial, por lo que finalizada la primera etapa de relevamiento, la Oficina que encabeza va realizar la denuncia formal ante la Dirección General de Comercio que depende de la provincia y tiene potestad de penalización.

Por su parte, Solmi también censuró estas "avivadas". Y se diferenció de una tercera irregularidad detectada por la Asociación de Empleados de Comercio: la existencia de mercadería en stock que no se exhibe en góndola.

"Ellos nos comentaron que esto pasa en supermercados de grandes superficies, no en los adheridos a Casar. Además hay diferencias entre la capacidad de almacenamiento de las grandes cadenas y la de un supermercado mediano", sostuvo.

Y recordó que el sistema de Alerta Temprana sirve para denunciar ante la Secretaría de Comercio Interior a aquellos comercios que habiéndose comprometido a cumplir con los precios cuidados no lo hagan. "Una cosa es que al propio supermercado los proveedores no lo abastezcan y otra que se guarde la mercadería", enfatizó.

Sin embargo, desde Cesyac informaron que aún no fue sancionado por la Secretaría de Comercio Interior ningún supermercado de la provincia de Santa Fe.

A tres semanas de la implementación de los Precios Cuidados en Rosario, queda mucho para mejorar, como la colocación de cartelería indicativa y sobre todo la presencia de la totalidad de los alimentos. Por eso, para que el programa sea sostenible en el tiempo, tanto comerciantes como proveedores deben cumplir el acuerdo firmado y dar aviso de los inconvenientes que surjan.

Según los especialistas, estos productos podrían servir de ancla para desacelerar el espiral de subas de precios existentes. La Cámara de Supermercadistas entiende que para que eso ocurra es imprescindible que desde la Secretaría de Comercio Interior se realice un seguimiento serio con controles y subas autorizadas del resto de la mercadería: un universo de 4 mil productos.

Pero todos coinciden en que el papel del consumidor, tal vez producto de la concientización pero sobre todo de la necesidad de cuidar el bolsillo, está dejando de ser pasivo para adquirir un rol comprometido y de exigencia de sus derechos.

Compartir: 

Twitter
 

En Su Super, de avenida Pellegrini, hay carteles que advierten sobre las subas de los proveedores.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.