PIRULO

LECHE

La mujer circulaba por los pasillos del Sanatorio Americano, en calle Rioja al 1400, cuando un policía se le acercó para preguntarle si estaba esperando una consulta, si era acompañante de un paciente o si, nada más, necesitaba algo. La respuesta llegó de forma extraña: la joven de unos 20 años se levantó la remera, apretó uno de sus pechos y roció con leche materna al uniformado. Recuperado de la sorpresa, el agente le revisó el bolso y encontró algunos elementos -entre ellos un celular- de los que ella no pudo acreditar propiedad. Finalmente fue llevada a la seccional 2ª, y dejada en libertad horas después, sin posibilidad de incautarle el elemento que utilizó para el ataque.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.