PSICOLOGíA › FUNDAMENTOS SOBRE DERECHOS AMBIENTALES DEL CONGRESO DE DERECHOS HUMANOS

La biopolítica de la igualdad

El debate se centra alrededor de asegurar el ambiente y los recursos naturales, con visión de futuro, intergeneracional. En el mundo, se observa una explotación intensiva en el espacio y el tiempo, una huella ecológica en relación a la riqueza.

 Por Carlos Arcocha y María Mercedes Hermida Lucena*

Un reto mayor: asegurar el ambiente y los recursos naturales, no sólo como Derechos Humanos intrageneracionales, sino hacia el futuro (dimensión intergeneracional). Una singularidad: la justicia en clave de equidad y no de ventaja mutua, puesto que no cabe reciprocidad del futuro. Una excepción: los ecosistemas no son cerrados y completos en sí mismos sino que se proyectan más allá de las fronteras, los límites y las competencias gubernamentales (autarquía ecológica). Una regla de hierro: el "capital natural" (a diferencia del capital financiero), es generado (en primera instancia) por la biosfera que transforma la luz solar en biomasa y depende: a) de las tecnologías; b) de la tasa de reposición de recursos renovables; c) de un consumo igual o menor a la producción de la economía de la naturaleza. Esta es la fundamentación del área temática "Los derechos ambientales como Derechos Humanos de las generaciones futuras" del Congreso Argentino y Latinoamericano de Derechos Humanos "Repensar la Universidad en la diversidad Latinoamericana".

El eje metodológico básico (protector de los Derechos Humanos Ambientales) es el de la "pisada ecológica", "huella ecológica" o "capacidad de carga sustentable". Sin sorpresa observamos la desigualdad absoluta de la "pisada ambiental" (Expresada en hectáreas de tierra productiva da una distribución de 2 hectáreas per capita: un español consume 4 hectáreas, un peruano 1,6, un etíope 0,2 y un norteamericano 10 hectáreas).

Se observa una explotación intensiva en el espacio y el tiempo: una relación directa entre acceso a capital financiero y capital natural, por lo que las sociedades más ricas son a un tiempo las de mayor "huella ecológica". Huella que aumenta exponencialmente en el proceso histórico a medida que el espacio ambiental utilizado por los más pobres disminuye ("déficit ecológico").

Los Derechos Humanos Ambientales de las generaciones futuras (y también de las presentes) requiere pensar y actuar sobre los "umbrales críticos", poner límites a las "fugas hacia delante", y las "burbujas de aire bajo la alfombra". Un "imperativo ecológico": "Que ningún bien natural sea destruido a menos que sea inevitable, se sustituya o reemplace" (Hans Jonas). Esto es, frente a un modelo desmesurado y biocida, la biopolítica de la igualdad.

En la segunda circular del Congreso Argentino y Latinoamericano de Derechos Humanos "Repensar la Universidad en la diversidad Latinoamericana", se informa que la fecha límite de presentación de trabajos es el 15 de febrero para los abstracts y el 15 de marzo de trabajo final.

*Coordinadores Responsables: Carlos Arcocha [email protected] y María Mercedes Hermida Lucena [email protected] Inscripción al Congreso: [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El monocultivo de la soja destruye el medio ambiente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.