OPINIóN

La regionalización como política de Estado

 Por Horacio Ghirardi

El proceso de regionalización iniciado por el gobierno del Frente Progresista Cívico y Social, en diciembre de 2007, se ha constituido en la actualidad en una de las políticas más trascendentes que se hallan implementado en las últimas décadas en la provincia de Santa Fe. Como toda transformación, tiene opositores. Y como todo proceso de innovación, sectores conservadores que lo resisten.

Las políticas de descentralización funcional y participación ciudadana han sido ejecutadas con buen éxito en muchas ciudades en distintas partes del mundo. Sin ir más lejos, las experiencias de Rosario y Santa Fe son un acabado ejemplo de ello. Pero el diseño y la implementación de un modelo integral a escala provincial tal cual se lo viene haciendo en nuestra provincia, es de un alcance y originalidad que le ha merecido el reconocimiento a nivel nacional e internacional.

La regionalización de Santa Fe apunta a fortalecer la integración territorial, disminuir desequilibrios socio económicos e incrementar la cohesión social. Promueve así, un cambio administrativo, político y cultural que pretende poner a tono el funcionamiento provincial con los nuevos desafíos que nos impone el mundo global en que hoy vivimos.

Con su esquema de cinco regiones, el modelo se sustenta en la participación de la comunidad y la cercanía de las decisiones a través de los nodos. Llamamos nodos a las ciudades cabeceras de cada Región, es decir, a Reconquista, Santa Fe, Rafaela, Rosario y Venado Tuerto. Cada Región cuenta con un centro cívico y una coordinación regional acotada y ágil, que constituyen el medio para llegar de modo más cercano y directo, a los gobiernos locales, las instituciones y a los ciudadanos de todos los lugares de nuestra provincia.

La implementación del proceso de regionalización se enmarca en los alcances del Decreto Provincial 0020/2009 que refrenda el acuerdo firmado con la Unión Europea a través del Programa de cooperación descentralizada URB﷓AL III, el cual ha permitido la asistencia técnica y el financiamiento integral de esta política.

Desde entonces y hasta hoy, 60 asambleas ciudadanas con la participación de más de 15.000 ciudadanos, decenas de foros y reuniones, la concreción de un Plan Estratégico con 234 proyectos provinciales definidos de forma participativa, la creación de los Consejos Regionales de Planificación Estratégica, son algunas de las acciones que ejemplifican el interés de nuestra gente en profundizar una política que ha resultado exitosa.

Como todo proceso nuevo, requiere de tiempo y consolidación. En tal sentido, se avanzará en próximas etapas en la descentralización de más trámites y servicios hacia las regiones, con el objetivo de facilitar gestiones, acortar distancias y otorgar mayor poder a los actores locales.

Cuando en 1996 se dio inicio al proceso de descentralización en la ciudad de Rosario, en una primera etapa llovieron críticas por parte de sectores que se oponían a este proceso. Con el paso del tiempo, la aceptación de la ciudadanía, la transformación y modernización institucional y la legitimidad de la participación de la gente, unificaron el sentir detrás de una política de Estado que hoy ningún sector político se animaría a desandar. Todo nos hace pensar que lo mismo sucederá con la regionalización de Santa Fe.

* Secretario de Regiones, Municipios y Comunas de la Provincia de Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.