OPINION

Terminar con las comisarías

 Por Norma López y Roberto Sukerman

Fuga de presos en la Alcaidía, maltrato a menores, abusos, vinculación con el narcotráfico, el ex jefe policial de la provincia preso y un ministro que niega la realidad afirmando que hay un abuso de denuncias nos da el marco de situación en que nos encontramos además de la terrible situación en que el ministro pone a los ciudadanos que sufrieron distintos vejámenes.

Nos preguntamos quién paga los platos rotos en el socialismo porque pase lo que pase nadie es reponsable de nada y siempre se corta por lo más fino. Los maltratos policiales denunciados en los últimos días que involucran a personal de las comisarías 14ª y 4ª; un intento de fuga, sumado a la situación que se vivió en abril donde tres presos murieron y otros tantos resultaron heridos en la Alcaidía de la Jefatura de Policía de Rosario tras un incendio en un pabellón; son episodios que hablan a las claras que debe haber cambios en las estructura de la fuerza y las responsabilidades políticas deben ser asumidas.

En Santa Fe, nadie tiene la culpa de nada. El 1 de marzo de 2010, se fugaron 17 presos de la Alcaldía de Rosario, el 10 de diciembre de 2012, se escaparon otros 6 y el 9 de mayo de este año un joven de 19 años fue apuñalado luego de una riña entre internos. La policía no debe estar para cuidar presos, la policía tiene que estar en la calle; por eso insistimos con nuestro proyecto para terminar con las comisarías, para que la intendencia sea la jefa policial, para que la civilidad intervenga en la fuerza y para hacer una policía totalmente nueva.

En cuanto al proyecto para colocar cámaras de videovigilancia en la comisarias, nosotros propiciamos el fin de la comisarías y que los reos estén a cargo del Sevicio Penitenciario. En diciembre de 2012 presentamos ante la legislatura santafesina nuestra iniciativa para crear la Policía Municipal, dependiente de los municipios y con una total descentralización de la fuerza logrando la desarticulación de la connivencia entre la policía y los sectores delictivos con fuerte presencia de la civilidad.

Remarcamos que el personal policial no puede desarrollar labores propias de administración ni ninguna otra labor ajena o distinta de las labores de carácter policial. Las comisarías, el en clave territorial de la policía, debe dejar de ser el lugar central y funcionar como edificios operativos de base en los que se mantenga el recurso humano mínimo indispensable para la atención ciudadana.

* Concejales del Frente para la Victoria﷓PJ

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.