CIUDAD

Un nuevo intento de fuga vuelve a poner al IRAR bajo análisis

Varios chicos intentaron fugarse del Instituto de Rehabilitación de Rosario, que ahora está custodiado por personal del Servicio Penitenciario. El lugar sigue siendo fuertemente cuestionado.

El que se conoció como un intento de fuga del Instituto de Rehabilitación del Adolescente Rosario (IRAR) tuvo como saldo tres chicos golpeados y también un guardia del servicio penitenciario. Los jóvenes habían ganado un sector del techo y según fuentes ligadas a quienes estaban de custodia tenían chuzas en su poder. El domingo, otro chico tuvo una pelea con sus compañeros de pabellón y en dos versiones distintas "aparentemente el servicio dejó hacer" o "llegó lo antes que pudo", una actitud que se investiga. Por otra parte el secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Leandro Corti, quien se comunicó con las autoridades del Servicio Penitenciario que están a cargo del IRAR dijo que fue informado que los custodios habían intervenido apenas "pudieron llegar" lo que no evitó que el chico pudiera ser golpeado. Una de las madres de los chicos que intentaron la fuga denunció ante la Justicia provincial y la Secretaría de Derechos Humanos que su hijo fue golpeado y pidio protección para él.

El viernes por la tarde hubo un intento de fuga en el IRAR de Cullen y Saavedra, según se informó desde la intervención a cargo del Servicio Penitenciario y anteayer los tres chicos involucrados fueron llevados ante la jueza de Menores Nº 2 María del Carmen Musa quien ordenó que fueran revisados por el médico forense. La madre de uno de esos chicos hizo la denuncia ante la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia a cargo de María Bressa quien ordenó que un abogado de la institución se entrevistara con ellos. De todos modos ese contacto no pudo realizarse el pasado lunes porque justamente los jóvenes estaban en el edificio de Tribunales citados por la jueza Musa. Antes la misma mujer había denunciada en la Justicia provincial y ante la fiscalía en turno los golpes recibidos por su hijo.

Dos días después el domingo pasado en la celda donde estaba alojado un chico de apellido S.se produjo un enfrentamiento entre quienes conviven en el lugar. Se investiga si la guardia intervino con la rapidez necesaria, ya que de no ser así se trataría de una situación institucional de gravedad.

Corti dijo a Rosario/12 que en ambos casos se realiza el sumario correspondiente y aclaró que se había comunicado con el interventor en el IRAR quien informó que el personal "intervino de manera adecuada y lo antes que pudo pero que posiblemente ya había sido golpeado".

El IRAR vuelve a ser noticia como espacio de violencia. En una institución donde no se trabajan las relaciones interpersonales las agresiones entre quienes permanecen tantas horas en el encierro y sin actividad alguna provoca permanentes situaciones de fricción y enfrentamiento. Cabe recordar que hace casi un año atrás un joven que pedía no ser llevado a un pabellón, no fue escuchado y pocas horas después murió como consecuencia de las quemaduras recibidas en la mayor parte de su cuerpo en un episodio por el que en la práctica no hubo responsables.

Compartir: 

Twitter
 

Un conflicto anterior en el IRAR. Esta vez también un guardia terminó golpeado. En este mismo instituto para menores en conflicto con la ley, falleció un chico el año pasado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.