CIUDAD › LO DECIDIó LA FEDERACIóN DE LOS MUNICIPALES

Un plan de lucha escalonado

A falta de una "oferta materializada" e incluso en disconformidad con los montos de aumentos salariales que se barajaron, la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) resolvió ayer lanzar un plan de lucha escalonado: 24 horas de paro el próximo jueves, 48 horas el 1º y 2 de octubre y 72 horas entre el 7 y el 9 del mismo mes. "Hay mucho malestar entre los compañeros, tuvimos varias reuniones paritarias y no se oficializó ninguna propuesta. Mientras tanto los salarios perdieron poder adquisitivo", planteó a este diario Antonio Ratner, secretario adjunto de la Festram.

Según el dirigente, en el plenario de delegados realizado ayer en la capital provincial "hubo mucha bronca. La verdad es que cayeron muy mal las declaraciones que hizo el intendente Lifschitz cuando mencionó como opción de aumento salarial un cinco por ciento a través de los medios y no en el ámbito lógico que son las paritarias".

De todas formas, Ratner aclaró que "la cifra que planteó el intendente estaba muy lejos de lo que estamos reclamando que es un piso del 10 por ciento de incremento al básico, como recibieron los empleados provinciales. Además Lifschitz no precisó los plazos de la efectivización de la suba y tampoco aludió a la base de cálculo. Todo muy desprolijo para que se llegara a un acuerdo".

En ese marco, la conducción de la Festram, en representación de los 30 mil agentes municipales de toda la provincia resolvió "de ser materializada, rechazar la oferta en los términos que trascendió". Paralelamente los 42 gremios municipales de toda Santa Fe fijaron ya un cronograma de medidas de fuerza con paros escalonados de 24, 48 y 72 horas que arrancan el jueves próximo, continúan el 1º y el 2 de octubre y se completan entre el 7 y el 9 del mes entrante.

"Todavía faltan definir algunas cuestiones como movilizaciones y modalidades de los días de huelga pero, si no aparece ninguna oferta de parte de los intendentes el conflicto se profundizará", pronosticó.

Consultado sobre los argumentos esgrimidos por los intendentes y presidentes comunales, en torno a la falta de recursos para financiar la suba, Ratner señaló: "Lamentablemente se empecinan en condicionar la recomposición salarial a la reforma tributaria, y después muchos ciudadanos van a ligar la mejora salarial con el aumento de impuestos".

El también secretario adjunto del sindicato municipal de Rosario cuestionó al intendente Lifschtiz: "Insiste en señalar que en total nos van a dar más de un 40 por ciento y pareciera que somos los trabajadores que mejor ganamos en el país".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.