CIUDAD › LIFSCHITZ NO DESCARTA AUMENTAR OTRA VEZ LAS TASAS MUNICIPALES

Para enfrentar reclamos salariales

La situación financiera del municipio es de "equilibrio relativo", pero "se complica -dicen- por la reapertura de la discusión salarial cada dos meses y el aumento de los servicios". La oposición en el Concejo no tardó en reaccionar.

Con fuertes cuestionamientos a la Nación "por no reconocer" la existencia "de un proceso inflacionario muy importante", el intendente Miguel Lifschitz sorprendió ayer al admitir que no descarta aumentar nuevamente las tasas municipales para hacerle frente a los reclamos de los empleados y los compromisos de la comuna. El secretario de Hacienda, Gustavo Asegurado aclaró a este diario que "la situación actual es de equilibrio relativo, pero se complica por la reapertura de la discusión salarial cada dos meses y el aumento de los servicios". La oposición en el Concejo no tardó en reaccionar: para el presidente de la bancada justicialista, Arturo Gandolla "hay una práctica constante de hacer cargo a la población de un déficit de las cuentas municipales que principalmente obedece a una mala administración". La concejala María Eugenia Bielsa sostuvo que la municipalidad "está desgobernada", tras lo cual recordó que "durante la campaña electoral denunciamos el pésimo estado financiero del municipio y nos descalificaron porque era una cuestión electoral. Hoy el défict supera los 60 millones de pesos".

El disparador del malestar de Lifschitz fue la medida de fuerza anunciada el martes por los municipales, quienes reclaman una suba del 10 por ciento. "El 5 por ciento ofrecido es un gesto, ya que ni siquiera el 1 está previsto en los presupuestos", planteó el jefe comunal.

"Tenemos un problema fundamental -continuó- que es la inflación que nadie reconoce en el gobierno nacional, somos todos víctimas de una situación que nos perjudica y no tenemos un parámetro para saber dónde estamos parados y por lo tanto todo vale", indicó Lifschitz, que además reclamó que "el ministro de Economía, al que hemos visto poco en el último tiempo, ordene la situación y fije pautas generales en materia de renegociación salarial, de incremento de precios, de negociación de la obra pública, que aporte un marco de certezas".

Fue allí que el intendente no descartó otro incremento tributario, tras el revalúo de principios de año. "No lo hemos analizado todavía. Cualquier gasto imprevisto nos pone en una situación comprometida, estamos muy ajustados en nuestro presupuesto", dijo a Radio Dos.

Consultado por Rosario/12, Gustavo Asegurado sostuvo que "si bien no es una hipótesis de trabajo actual, no puede descartarse nada en un escenario sin parámetros objetivos y en el cual el gremio plantea reabrir la discusión salarial cada dos meses. Según el secretario de Hacienda, "para el municipio es vital que se apruebe la reforma tributaria provincial porque aumenta los giros coparticipables a los municipios, frente a los atrasos de la Nación".

Para Gandolla "es increíble y lamentable que el intendente sugiera la posibilidad de otro aumento de las tasas. El socialismo parece el partido del impuestazo: ni en la Municipalidad ni en la provincia se les ocurre algo distinto". El edil justicialista responsabilizó a Lifschitz por el desmanejo "ya que desde hace ya varios años el país y la ciudad salieron de la recesión y del pico de la crisis social y la economía entró en un ciclo de crecimiento que aumentó también los niveles de recaudación tributaria".

"Cuando los socialistas gobernaban sólo el municipio, la culpa de todo era de la provincia; ahora que también gobiernan a provincia la culpa de todo es de la Nación. Si alguna vez llegan a la presidencia, ya no quedará a quién echarle la culpa fronteras adentro y entonces los socialistas se harán finalmente antiimperialistas", ironizó.

Bielsa admitió a Rosario/12 la existencia "de un contexto inflacionario, pero de una magnitud tal que termine afectando tanto a las arcas municipales. En realidad lo que hay es un desmanejo financiero que lo denunciamos en la campaña con Héctor Cavallero, un déficit superior a los 60 millones de pesos y nos descalificaron".

La concejala fustigó al intendente "por no sostener su palabra. Días atrás negó una nueva suba y ahora no lo descarta", tras lo cual sentenció: "A este gobierno se le acabó la creatividad, el marketing urbano, hay desgobiero y lo terminan pagando los ciudadanos".

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz dijo que la inflación es "muy importante".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.