CIUDAD › RECLAMAN UN AUMENTO SALARIAL DEL 50 POR CIENTO

Esta vez, protestaron los obreros de Smata

Trabajadores del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) se movilizaron ayer frente a las principales concesionarias de automotores en reclamo de un incremento salarial del 50 por ciento. Puntualmente los administrativos y mecánicos están cobrando salarios que rondan los dos mil pesos, "cuando las concesionarias estan haciendo fortunas: la que menos vende esta entregando 600 coches por mes, y hasta alquilan galpones para guardarlos porque no hacen tiempo a entregarlos. Esa es la demanda que tienen, y viene con un 10 por ciento de aumento, es una vergüenza", apuntó Marcelo Barros, secretario de SMATA.

La movilización de ayer se dio en el marco de una jornada nacional de protesta, que tuvo su capítulo local en la intersección de Corrientes y Urquiza, donde desde las 9.30 se concentraron los trabajadores para comenzar a marchar frente a las principales concesionarias de las más conocidas marcas del mercado automotor ubicadas por Corrientes desde Salta hasta Wheellwrigth.

En los concesionarios se realizaron asambleas para evaluar la continuidad de las medidas de fuerza para la próxima semana que incluirían repetir las movilizaciones y paros de actividades graduales hasta llegar a un paro de 24 horas para la semana próxima, de persistir la negativa de la patronal de pagar el aumento solicitado.

La medida obedece a que el pasado lunes venció el plazo que había establecido el gremio en las negociaciones que lleva adelante con el sector de comercialización de autos en procura de un aumento salarial y de la discusión de un nuevo convenio de actividad.

El secretario general de Smata, Marcelo Barros, explicó que los empresarios nucleados en Acara elevaron su oferta de aumento del 10 por ciento al 50 por ciento en dos años pero sobre la base del convenio que ya venció. "Como el máximo que cobran los trabajadores del sector es de 2 mil pesos, el aumento es irrisorio", dijo. Si no hay acuerdo, la semana próxima habría paro en las concesionarias y terminales.

"Los datos difundidos por las propias empresas muestran a las claras el crecimiento que tuvo la actividad en los últimos meses, es decir que lo que pedimos no es nada descabellado", explicó Barros con el ruido de cánticos, bombos, y bombas de estruendo como fondo de sus palabras.

El dirigente gremial puntualizó que con el incremento ofrecido un mecánico cobraría $ 12.94 la hora de trabajo cuando la concesionaria cobra esa misma hora al dueño del auto entre 120 pesos si es un Corsa 140 pesos si es VW, y 150 pesos si es un BMW o un Honda. Nos quieren conformar con migajas".

Barros les recriminó "cuando anduvieron mal las concesionarias pusimos la cara y prorrateamos el pago del bono de 130 horas que cobrábamos antes de salir de vacaciones. Y ahora que van a vender 620 mil autos en el año, nos quieren dar un aumento de un 10 por ciento ahora y un 10 antes de fin de año".

"Por cada uno de esos autos -agregó- la concesionaria gana el 16 por ciento de su valor, a lo que hay que sumarle la venta de repuestos, la transferencia de cada vehículo, los créditos para comprar esas unidades, hasta con la póliza de seguro ganan. Hace tres años que estan haciendo una diferencia de planta enorme, lo único que le pedimos ahora es que le tiren una soga a los muchachos que todos los días trabajan con ellos".

Compartir: 

Twitter
 

Las principales concesionarias de autos fueron epicentro de los reclamos salariales.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.