CIUDAD › LA MUNICIPALIDAD ANALIZA SOLICITAR LA CONCILIACIóN OBLIGATORIA

Más conflicto en el horizonte

Ferraza cuestionó que la estructura es "muy grande" para el presupuesto del Municipio. Lifschitz respondió que se debe a la política social. Y más: Ghirardi afirmó que no habrá oferta mientras continúen las medidas de fuerza en curso.

Mientras el secretario general del sindicato municipal, Néstor Ferraza, salió a criticar que la estructura municipal es "demasiado grande", en el primer día de paro por 48 horas; el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Horacio Ghirardi, anunció que evalúan pedir al ministerio de Trabajo de la provincia que dicte la conciliación obligatoria, para evitar la medida de fuerza por 72 horas anunciada para la semana próxima. También adelantó que analizarán el descuento de las jornadas caídas y dijo que no habrá ninguna oferta mientras se mantengan los paros. "No es cosa de dos días, venimos desde julio con el pedido de aumento del 10 por ciento. Nosotros no tenemos la culpa de que la inflación quite el poder adquisitivo", afirmó el sindicalista, quien fue más allá al cuestionar el presupuesto municipal.

"Depende de lo que cada uno entienda por sobredimensionada. En los últimos años hemos hecho un desarrollo de una estructura social muy importante. No hay ninguna ciudad en la Argentina que dedique lo mismo que nosotros a la cultura, al hábitat ni a las políticas sociales", respondió el intendente Miguel Lifschitz a Rosario/12.

En declaraciones televisivas, Ferraza había considerado que el presupuesto municipal, de 1.000 millones de pesos, debería ser de por lo menos 1.400 millones. "No sé si está fundida, pero tiene problemas", afirmó el sindicalista, quien mencionó los créditos internacionales tomados por Rosario.

La respuesta de Lifschitz apuntó a las funciones que cumple la Municipalidad. "Este es un Estado social, que tiene el 30 por ciento de su presupuesto dedicada a la salud pública, tiene políticas sociales activas, que tiene políticas culturales activas. Obviamente este tipo de estructura y servicios requiere financiamiento y recursos", indicó el intendente, quien reconoció que Rosario, como todos los municipios de la provincia, está en "una situación muy ajustada". Recordó que están realizando "un plan de ajuste y racionalización" desde principios de año.

Al mediodía, el secretario de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado, había dicho que la oferta del 6 por ciento realizada por los municipios de toda la provincia, "es perfectamente aceptable". Pero Ghirardi fue más duro: "No volvemos a la paritaria en estas condiciones; no se puede dialogar con un conflicto".

Por eso, dijo que se analiza la posibilidad de recurrir al Ministerio de Trabajo para que intervenga a través de la conciliación obligatoria, lo que forzaría a los municipales a levantar las medidas de fuerza para entonces sí armar una mesa de negociaciones.

Ferraza sí considera que se puede negociar con medidas de fuerza. El dirigente dijo en "De 12 a 14" que el diez por ciento de aumento que pide el gremio representa en los sueldos más bajos sólo 150 pesos de bolsillo. Y si bien se mostró comprensivo de la situación de las provincias dijo que los intendentes "tiene que reclamar a la provincia y la provincia a la Nación".

Ghirardi le puso números al conflicto. "Para darles el 5 por ciento, necesitamos 27 millones de pesos anuales. Uno no puede dar lo que no tiene. Los dirigentes gremiales tienen que entender que se ha llegado a un punto de quiebre en las finanzas de los municipios y comunas. No se puede seguir tensando la cuerda, si no el conflicto se va a dar porque municipios y comunas no van a poder pagar estos incrementos salariales", precisó.

Compartir: 

Twitter
 

Los centros municipales de distrito estuvieron desiertos, y las calles, descontroladas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.