CIUDAD › CRíTICAS DE ECOLOGISTAS

"Planteos extorsivos"

El presidente del Taller Ecologista, Pablo Bertinat, rechazó por "extorsivo" el pedido de colegios profesionales y asociaciones empresarias para reformar del Código de Edificación. El dirigente le pidió al intendente Miguel Lifschitz que "no se deje extorsionar, la ciudad no es el centro y el centro no se debe destruir. De seguir la tendencia actual, se va en camino a convertirlo en los tradicionales microcentros de las grandes ciudades, los cuales terminan deshabitados por el empeoramiento de la calidad de vida".

En un comunicado, Bertinat detalló que en 2007, mientras se discutía el nuevo código, el taller sostuvo la necesidad de tener en cuenta aspectos tales como "la pérdida de privacidad habitacional, dificultad para acceder al sol y al aire, contaminación atmosférica, niveles inadecuados de ruidos, insuficiencia de la infraestructura destinada al parque automotor y congestión vial en aumento, deficiencia del servicio de transporte público; incremento de consumos energéticos y emisiones contaminantes; impermeabilización excesiva del suelo público y privado; almacenamiento transitorio, recolección y traslado de crecientes volúmenes de residuos".

Sin embargo, ahora observan con preocupación "un fuerte lobby ejercido por las constructoras y algunos colegios profesionales para avanzar de cualquier manera avasallando la posibilidad de los vecinos del centro de mantener o mejorar su calidad de vida". Bertinat consideró: "Pareciera que la única forma de hacer negocios es construir en una determinada zona ya saturada y cada vez más compleja".

El dirigente del Taller Ecologista cuestionó a las asociaciones profesionales y empresarias que lanzaron el pedido de redefinición de los límites puestos por el Código Urbano. "Hoy vivimos una nueva embestida de los mismos sectores, que escudados en una situación de crisis piden modificaciones a la reglamentación. Cuando vivimos tiempos de bonanza económica no podíamos detener el «progreso» que significaban las obras y ahora en época de crisis no podemos hacerlo porque peligra la situación económica", observó Bertinat, quien consideró: "La situación planteada es la misma extorsión que vemos en la industria cuando nos dicen que lo importante son los empleos y si la empresa contamina es un problema secundario".

La discusión por el Código Urbano se reavivó luego del pedido de arquitectos y constructores para flexibilizar las normas de edificación en el área céntrica. Tras el reclamo público, lograron reunirse con el Ejecutivo municipal para que tenga en cuenta su pedido de modificar la normativa ante la crisis. En ese contexto, el Taller Ecologista pidió una mirada ambientalista sobre el centro de la ciudad.

En el marco de la solicitud de los constructores, a la que se sumó una movilización de la UOCRA para pedir por la continuidad de los puestos de trabajo, la Municipalidad accedió a reabrir el debate. El viernes pasado, las autoridades y todos los sectores ligados a la construcción se reunieron y decidieron repetir esta instancia de diálogo el 16 de junio próximo. La idea que acordaron fue reabrir el diálogo entre las partes para buscar la manera de flexibilizar la normativa en pos de un repunte de la actividad.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.