CIUDAD

La disco de Pichincha no contaba con los policías reglamentarios

La Zona, el boliche donde fue baleado Fernando Cena, no tenía la custodia policial que exige la ordenanza. La policía y las autoridades municipales cruzan acusaciones por esta situación.

 Por José Maggi

La disco de Pichincha donde fue atacado con un disparo en la cabeza un joven de 20 años no contaba con la custodia policial que marca la ordenanza. Asi lo confirmó ayer a Rosario/12 el comisario Daniel Cabrera, titular de la secional 7º con jurisdicción en "La Zona", el boliche de Aristobulo del Valle al 2700. Sin inmutarse por la aparente falta de control, el jefe policial señaló a la Municipalidad como la responsable del funcionamiento del lugar en esas condiciones, ya que "dos inspectores habían estado en el local bailable y permitieron que siga funcionando". Si no había policía adicional tendrían que haberlo cerrado", apuntó Cabrera. Pero el director de Inspecciones municipal, Claudio Canalis, aclaró: "El tema de la policía adicional lo vamos a discutir con el jefe de la Unidad Regional II, ya que encontramos muchos inconvenientes por las formas de contrataciones de los comerciantes". Y remarcó que "es dificil de controlar". De igual modo, el municipio resolvió una clausura preventiva del boliche.

La polémica entre municipio y policía parece inevitable: por más que los funcionarios del área de control se esfuercen en minimizarla, las declaraciones cruzadas sobre las responsabilidades evidencian el choque de intereses. Así, mientras el responsable de la comisaría del barrio intenta deslindar culpas en los inspectores que permitieron que funcionara la disco, los jefes de estos últimos aclaran que no es posible chequear la presencia de policías debido a los multiples acuerdos para contratar la vigilancia.

En este sentido, el propio comisario Cabrera explicó que "normalmente se piden adicionales en Jefatura y desde allí nos piden a los responsanbles de las comisarías que informemos sobre la cantidad que hace falta para enviar los efectivos". Pero el uniformaoda reconoció a este dairio que "en el caso de esa disco nunca informe nada, porque no me lo pidieron. Es más, nunca mandamos policías adicionales a esa disco". Y en esta línea de razonamiento, Cabrera especuló con que "la custodia pudo haber sido de civiles". Por eso -agregó- si fueron los inspectores municipales y vieron que no había policías "por qué no lo clausuraron".

En este punto y consultado sobre el motivo por el cual permitió que funcionara un lugar sin policias adicionales, Cabrera esbozó una explicación curiosa: "Es un boliche que recién se estaba armando y era el tercer sabado que trabajaban. Es más, nunca hubo problemas. Esto no era La Diosa (el boliche de Salta y Cafferata donde en diciembre fue ultimado un joven de un puntazo). Este chico agredido había estado trabajando fuera de la ciudad por lo cual nunca había ido. No se trata de cuentas entre habitués".

El punto en cuestión no es menor en la noche. Es sabido que la opción para adicionales son dos: por Jefatura a través de la seccion Policía Adicional -con lo cual los servicios lo cobran los uniformados un mes después y con descuento- o bien directamente con la comisaría de la zona, que "no siempre envía a los efectivos", segun reconoció el funcionario municipal.

En este sentido, ayer los pesquisas dejaron trascender que el sospechoso que buscaban tendría relación con la disco -que figura a nombre de Santiago Cambiasso-, y también con la barra de Rosario Central.

Por el momento, efectivos policiales de la propia comisaría de la zona, miembros de la Brigada de Homicidios y de Investigaciones se encuentran realizando todas las tareas investigativas junto a la jueza de Instrucción Penal de la Segunda Nominación, Alejandra Rodenas.

Fernando Cena, que continúa en estado reservado, estaba bailando en a pista central de La Zona junto a un grupo de amigos, hasta que llegaron dos muchachos, de los cuales se afirma que uno era robusto y el otro más pequeño. El de contextura más grande le dijo a su compañero: "Es él" y el otro gatilló un arma sobre la frente de Fernando. Los atacantes aprovecharon el furor de la música para escaparse. Los amigos de Cena comenzaron a gritar y sólo fueron escuchados por los pocos que los rodeaban. Las corridas se apresuraron y las personas que estaban divirtiéndose se escaparon por el ingreso principal. El Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) llegó y trasladó al joven malherido al Heca, donde ingresó pasadas las 4.

Compartir: 

Twitter
 

El director de Inspección, Claudio Canalis, se reunirá con el jefe de la Unidad Regional II. Hablarán de los adicionales policiales, un tema que Canalis considera "difícil de controlar".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.