CIUDAD › OPERARIOS DE PARANá METAL CORTARON AYER EN FORMA TOTAL LAS DOS MANOS DE LA AUTOPISTA

Cómo hacer público un conflicto serio

Mantendrán la medida de fuerza por tiempo indeterminado, mientras aguardan una respuesta del gobierno nacional para reabrir la planta de Villa Constitución. Avanza la idea de que una cooperativa se haga cargo de la industria si obtiene un crédito.

 Por Claudio Socolsky

En un intento por mantener sus fuentes laborales, los operarios de la autopartista Paraná Metal cortaron ayer en forma total las dos manos de la autopista Rosario Buenos Aires a la altura de Villa Constitución. Los trabajadores decidieron mantener la medida de fuerza por tiempo indeterminado, mientras aguardan una respuesta del gobierno nacional para reabrir la planta que no produce desde hace varias semanas. Leandro del Greco, secretario de Organización de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) villense, dijo a Rosario/12 que "no se avanzó en nada". El dirigente señaló que están dispuestos a "discutir condiciones", pero advirtió que no lo harán si es "con la exclusión de 600 trabajadores, bajar el sueldo a la mitad, y flexibilizar los puestos de trabajo". Debido a la protesta, la Agencia de Seguridad Vial de la provincia dispuso un operativo por la mañana para desviar el tránsito en Arroyo Seco y San Nicolás, pero ante el colapso de la ruta 21 -que también fue cortada por otro grupo de trabajadores en horas del mediodía tuvieron que cambiar los recorridos.

Las malas condiciones climáticas no fueron un obstáculo para el millar de manifestantes que interrumpieron desde las 9.30 de ayer la autopista Rosario Buenos Aires, a unos siete kilómetros de Villa Constitución. Los trabajadores de Paraná Metal estuvieron acompañados por el intendente de esa localidad, Horacio Vaquié, el senador del departamento Constitución, Héctor Aquino, y la mayoría de los integrantes del Concejo Municipal villense. Además, varios militantes rosarinos del Partido Obrero, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, la Corriente Clasista y Combativa, entre otros, se acercaron hasta el corte para expresarles su solidaridad a los trabajadores.

Improvisando carpas de campaña, cualquier elemento resultó útil a la hora de resguardarse de la lluvia y el frío. Pese a las dificultades, los manifestantes se las ingeniaban para mantener arriba el espíritu de la protesta. Debajo del puente, un par de tachos eran utilizados para prender fuego con maderas y papeles, y de esa manera conseguían un poco de calor. En un pequeño trailer, hombres y mujeres se agolpaban esperando un turno para llenar los termos con agua caliente.

No había sido el mejor día para comenzar la lucha, pero allí estaban los trabajadores de la autopartista villense que llevan dos quincenas sin cobrar, y cargan sobre sus espaldas un incierto panorama respecto al futuro de la fábrica. Para el secretario de Organización de la UOM la situación "no ha avanzado nada, pero vamos a seguir hasta encontrar lo que estamos buscando; es decir, la reapertura de la planta para todos los trabajadores y el pago de lo adeudado".

Respecto a las negociaciones, el sindicalista indicó que "si hay que sentarse en una mesa a discutir condiciones lo haremos como se hace en todos lados". De todos modos, Del Greco advirtió que no lo harán si es "con la exclusión de 600 trabajadores, bajar el sueldo a la mitad y flexibilizar los puestos de trabajo".

La situación de los trabajadores es complicada ya que la última vez que cobraron fue el pasado 5 de agosto. En este sentido, el dirigente explicó que solamente están percibiendo los 600 pesos del Repro y una ayuda alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y aclaró que los operarios que aceptaron el retiro voluntario tampoco están cobrando. "Ahora vamos a ver de pedirle ayuda a la sociedad, como lo hicimos en algún momento el año pasado", agregó Del Greco.

Por la tarde, y luego de una asamblea, los trabajadores decidieron continuar con la protesta, aunque realizaron algunos cambios en la modalidad del corte, ya que por la noche iban a liberar la traza para que los vehículos pudieran seguir circulando por ambas manos de la autopista. Para ello debían desviar por el puente de ingreso a Villa Constitución; debajo, los manifestantes instalaron una carpa para pasar la noche. A primera hora de hoy, los trabajadores vuelven a cortar en forma total la autopista.

Mientras tanto, continuaban las negociaciones en varios frentes para lograr el objetivo de mantener la producción en la autopartista. En la tarde del miércoles, se realizó una reunión con los senadores nacionales de la UCR, Alfredo Martínez y Gerardo Morales, y el legislador del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto. "Ellos tenían en mente dos proyectos que pueden beneficiar a la industria de la fundición, pero esto lleva un tiempo distinto al que necesitamos nosotros", sostuvo el tesorero de la Comisión Directiva de la UOM villense, Carlos Vázquez, que participó del encuentro.

"De todas maneras, los dos bloques coincidieron en alentar la autogestión a través de la cooperativa, que ya está formada por los trabajadores, y fue declarada por la jueza como único oferente", destacó el dirigente, quien considera que "es el único camino que tenemos que emprender, porque las maquinarias están todas en condiciones. Lo que necesitaríamos es un incentivo para comprar los materiales, serían unos seis millones de pesos que se pueden gestionar a través de un subsidio o un crédito blando".

Compartir: 

Twitter
 

Las malas condiciones climáticas no fueron un obstáculo para que se interrumpiera el tránsito.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.