CIUDAD › EL BINNERISMO TIENE DECIDIDO CóMO DESIGNAR CANDIDATO A INTENDENTE.

"En torno a lo que defina Lifschitz"

Así lo confirmaron ayer a Rosario/12 fuentes de ese sector del socialismo, después de que el gobernador Binner tomara públicamente distancia del lanzamiento de Lamberto: "No es una decisión colectiva", dijo aunque elogió al diputado.

 Por Guillermo Zysman

En el complejo tablero de ajedrez que se ha convertido la interna socialista, el gobernador Hermes Binner tomó ayer distancia de la candidatura a intendente de Raúl Lamberto y sujetó cualquier definición del sector que lidera para la municipalidad de Rosario a la opinión de Miguel Lifschitz. "No ha sido producto de una decisión colectiva, sino de un sector del partido que cree que Raúl está en condiciones de ser intendente, y me parece que está en absolutas condiciones para serlo",

dijo el jefe de la Casa Gris sobre el virtual lanzamiento del jefe de los diputados del Frente Progresista tras lo cual advirtió: "En esto debiera terciar la idea del intendente Lifschitz que está trabajando hace años en la ciudad". Funcionarios cercanos al gobernador confiaron a este diario que el candidato del binnerismo a la intendencia, que en principio competirá con Miguel Zamarini, se definirá "en gran medida en torno a lo que defina Lifschitz" y no descartaron que el jefe comunal acepte pelear por un tercer mandato, pese a su negativa inicial.

A nivel provincial Binner hace tiempo que apostó sus fichas a su ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti. En la carrera por el sillón principal del Palacio de los Leones, el sector de Rubén Giustiniani ya ungió como candidato a Zamarini, mientras que Lamberto empezó a instalarse con afiches propios y conferencias sobre autonomía.

Ayer, en diálogo con LT8 el gobernador tomó distancia del lanzamiento del jefe de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados, aclarando que no contaba con su apoyo explícito. Si bien admitió que "tiene todo el derecho de postularse", aclaró que su precandidatura "no ha sido producto de una decisión colectiva, sino de un sector del partido que cree que Raúl está en condiciones de ser intendente, y me parece que está en absolutas condiciones para serlo".

Tras remarcar que no quería quedar involucrado en esa candidatura, el mandatario avisó: "En esto debiera terciar la idea del intendente Lifschitz que está trabajando hace años en la ciudad". Un estrecho colaborador del gobernador tradujo a Rosario/12 los dichos de Binner: "Todavía no hay una definición sobre la candidatura a intendente de parte de nuestro sector, estamos esperando una definición de Miguel, ya sea que vaya por un tercer mandato o bien que aporte un nombre propio que obviamente va a ser muy tenido en cuenta".

El gobernador reiteró su preocupación por una eventual ruptura en el PS. "La historia del socialismo es una historia de fraccionamientos", sostuvo, para después negar que piense solicitarle a Giustiniani que decline su candidatura. "No puedo decirle que se baje, lo que hago es decirle a la población que estamos cumpliendo nuestro programa de gobierno y que apostamos a profundizar el cambio", con Bonfatti.

Para Binner "sería lamentable repetir lo que pasó con Cavallero en su momento", en referencia a la ruptura socialista a principios de los '90. "Más allá de las pasiones debe primar la continuidad de un programa y no solamente el nombre de una persona. Si nosotros ponemos por delante los intereses de la gente y seguimos con los planes de salud, educación, vivienda y trabajo, estamos generando realmente una opción de cambio que no se logra en cuatro años, pero si se pueden ver en ocho", indicó.

"Mirar la historia del socialismo es un buen elemento para tomar decisiones, estamos esperanzados de poder llegar a un acuerdo", agregó el gobernador al ser consultado sobre si todavía guardaba esperanzas de llegar a un entendimiento con el sector de Giustiniani.

Por otro lado, volvió a criticar al gobierno nacional en torno al conflicto con las entidades agropecuarias por el trigo. "Es un disparate, una barbaridad la prohibición de exportar (el excedente granario)", planteó Binner quien al mismo tiempo se esmeró en remarcar que "nunca estuvimos a favor de ninguna protesta, pero recordamos que hace un año el Gobierno instó a sembrar maíz y ahora se ponen estos reparos. Hay que sentarse a dialogar y arreglar la situación".

Compartir: 

Twitter
 

Hermes Binner y el diputado Raúl Lamberto. No hubo un apoyo explícito del gobernador.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.