CIUDAD › EL 60 % DE SU CUERPO RESULTó QUEMADO MIENTRAS ESPERABA SER ATENDIDA

La mujer que se prendió fuego en Tribunales

Fuera de sí, mientras exigía que un juez la recibiera en su despacho,

una mujer se prendió fuego ayer a la mañana en el pasillo principal de la planta baja de los Tribunales. La señora fue rápidamente asistida por personal judicial, por el servicio de emergencias que funciona en el edificio y hasta por un magistrado. Cerca del 60 por ciento de su cuerpo resultó quemado y tuvo que ser derivada al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. "Fue un momento shockeante, de mucha zozobra, con escenas dantescas", admitió a Rosario/12 el juez de Familia, Manuel Rosas, receptor del pedido de audiencia y quien tiene a su cargo el expediente por la filiación de un hijo de la mujer nacido de la relación que tuvo con un hombre. Antes de morir el padre reconoció al muchacho, pero los familiares del fallecido iniciaron una demanda para revocar el reconocimiento filiatorio en medio del juicio sucesorio.

Marta H. tiene 57 años y padece cáncer. Pasadas las 11 llegó a la planta baja del Palacio de Justicia y se dirigió al juzgado de Familia Nº 4 donde a los gritos pidió ser recibida por el juez Rosas. La secretaria del magistrado le explicó que debía anunciarse a través de la mesa de entradas y antes de aclararle que el juez iba a acceder a conversar con ella, Marta abrió su cartera, sacó una botella de alcohol, se roció el cuerpo con el contenido y se prendió fuego.

En medio del estupor del numeroso público que se encontraba en el hall,

intervinó rápidamente personal judicial y algunos abogados quienes acudieron a los extintores para sofocar las llamas. También se hizo presente otro de juez de Familia, Edgardo Bonomelli quien resultó con quemadura leve en sus manos.

Fue allí que apareció el juez Rosas. "La escena era muy impactante, la mujer estaba desnuda porque se le había quemado la ropa y la habían sacado las prendas quemadas y me gritaba que yo era el culpable de todo y yo ni siquiera la reconocía", relató el magistrado a este diario.

Marta le dió una carpeta con detalles del expediente y allí Rosas la ubicó. "La imagen era dantesca, profundamente shockeante. Cuando leí el material me acordé de la causa, como tantos expedientes que manejamos en el juzgado, y después recordó haberla recibido una vez hace cerca de dos años. Pero lo curioso es que no había ningún elemento novedoso ni definitorio en el expediente que ameritara tal reacción. La verdad es que nadie sabe que es lo que habrá imaginado esta señora, que se le pasó por la cabeza para tomar esta decisión", agragó el juez.

La mujer fue asistida inicialmente por personal de Ecco y luego trasladada a la sala de quemados del Heca. Allí informaron que Marta tuvo quemaduras de grado A y AB en el 60 por ciento de su cuerpo, en el rostro, el cuero cabelludo, tórax y brazos. Por la tarde fue derivada a un instituto donde ya era atendida por su padecimeinto oncológico.

El juez Rosas confirmó que el expediente se inició en 2008 a raíz de la impugnación de la filiación de un joven que ahora tiene 21 años, quien fue inscripto meses después de haber nacido por Marta y su pareja. Ante el fallecimiento del presunto padre, y ante el inicio del juicio sucesorio los familiares del fallecido impugnaron al muchaho alegando que no pudo haber sido el padre biológico porque era estéril.

Rosas ordenó cotejar el ADN del joven con material cadavérico del fallecido, resultado que aún no se conoce y que incluso no sería definitorio ya que resta dilucidar si la impugnación se presentó en tiempo y forma y no prescribió. "Estábamos en eso hasta que ocurrió lo de hoy (por ayer), fue tremendo", lamentó el magistrado quien confesó "no haber visto nunca nada parecido en Tribunales, y mucho menos en nuestro juzgado".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.