CIUDAD › ESTIBADORES RECLAMAN POR CONTINUIDAD DE PUESTOS DE TRABAJO

En el muelle hasta acordar

"Resistiremos para no perder 350 puestos de trabajo", dijo el secretario general del Supa, que ayer impidió el ingreso de camiones de la empresa que debe comenzar con los trabajos en el lugar donde se levantará el Puerto de la Música.

Los trabajadores del puerto rosarino impidieron ayer el inicio de los trabajos de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que construirá el Puerto de la Música, en Pellegrini y el río. Los estibadores se quedaron en el muelle impiendo el ingreso de la maquinaria que comenzaría a darle nueva forma al puerto para garantizar la continuidad de los puestos laborales. "Resistiremos para no perder 350 puestos de trabajo", dijo el secretario general del Sindicato Unido de Trabajadores Portuarios (Supa), Eugenio Díaz. El Ministerio de Trabajo tomó intervención en horas de la tarde y reunió a las partes: por el Ente Administrador del Puerto de Rosario (Enapro), estuvo Angel Elías, quien afirmaba que "no se perderá un solo puesto" y que la medida estaba "politizada". A las 21 terminó el encuentro con un cuarto intermedio que servirá para que cada parte presente una propuesta por escrito que garantice la continuidad de la totalidad de los puestos en juego", indicó Cesar Aybar, asesor gremial del SUPA. Según el dirigente durante el cónclave "Elías pidió disculpas por su dichos". Hoy a las 18 se retoma la discusión.

"Lo importante es que el gobierno provincial escuchó a los trabajadores y aceptó recibir una propuesta por escrito", le dijo a Rosario/12 Aybar al término de la reunión, que fue " muy caliente" confesó el dirigente.

El ambiente se empezó a caldear al mediodía frente a los dichos de Elías, quien repetía que se garantizaba la totalidad de los puestos de trabajo. "Primero tendrían que construir los muelles y después el Puerto de la Música, y no venir a desactivar la zona para alambrar. Esto es un empecinamiento del gobernador", se quejaron.

Aybar aseguró que es el propio secretario general de la CGT Hugo Moyano quien traba la firma que falta de Puertos y Vías Navegables de Nación para construir la obra cultural. "Moyano habló con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, para frenar el aval", afirmó el asesor gremial.

El conflicto se desató al mediodía, cuando los trabajadores supieron que la UTE (Pecam, Obring y Milicic) llegaría para comenzar con los trabajos del Puerto de la Música. En ese momento hicieron una asamblea, en la que plantearon una toma pacífica para evitar la pérdida de sus puestos laborales. "Esto recién empieza", advirtió Díaz, quien amenazó con que si la provincia "insiste en comenzar las obras sin dar respuestas" a los operarios sobre su continuidad laboral, "vendrán las familias de los trabajadores a apoyarlos para resistir".

"No los vamos a dejar entrar, no nos vamos a mover de acá, no vamos a permitir que planten un solo palo", dijeron los trabajadores ayer al mediodía, cuando el titular del Enapro ingresó en la zona portuaria con un funcionario de Obras Públicas de la provincia. En cambio, no pudo entrar el camión de Pecam, una de las contratistas, con los operarios que debían comenzar con las mediciones.

Sobre la negativa gremial, Díaz comentó que ya hablaron con el gobernador Hermes Binner sobre el tema. "Le dijimos que no íbamos a permitir que se arriesgue un centímetro más de puerto. Le pedimos que primero comiencen con las otras obras de los muelles, porque piensan hacerlas en 5 años; y que después hagan el Puerto de la Música, sino qué hacemos mientras tanto. La intención que tienen es desactivar la zona y la actividad", dijo el trabajador.

Mientras el camión con materiales y empleados de Pecam S.A. esperaba en el ingreso al puerto de Cerrito y Belgrano, el funcionario provincial comentó: "Hicimos un recorrido para delimitar los lugares donde podrían comenzar los trabajos. Les planteamos que esto no significa obstaculizar el desarrollo portuario. La posibilidad de trabajar en los muelles que hoy dispone la Terminal Puerto Rosario está presente, y la empresa tiene un compromiso de no despedir a nadie. Lo que hicimos fue dar un paso dentro del plan de obras".

Tras la asamblea, Elías aclaró que la provincia "no va a permitir que se pierda un solo puesto de trabajo. En el terreno que disponen pueden seguir trabajando, pero es una posición que el sindicato sostiene y esperamos seguir con el diálogo para garantizar las obras".

Al mismo tiempo, aseguró que "están dadas las condiciones legales para que la obra comience. Estuvimos dialogando y les garantizamos que no va a perjudicarlos. Ellos plantean que esto es el inicio de la clausura de los muelles, y nosotros aclaramos que no es así". En esos términos, consideró que "es posible que se esté politizando el tema. Nosotros acordamos con la Nación y las empresas estas obras. La empresa no perderá capacidad operativa. Vinimos con el contrato para ver de qué manera se dan los primeros preparativos del terreno, y abrimos un camino de diálogo".

Pese al conflicto iniciado ayer, y que los estibadores amenazan sostener, Elías no perdió la calma. "Confiamos que esto podrá iniciarse con absoluta tranquilidad, porque la decisión del gobernador es continuar con esta obra. De hecho, no se está utilizando el muelle donde hicimos las mediciones para emplazamiento, y al lado, dispondremos de 1160 metros más que podrán funcionar, por lo que no hay ninguna posibilidad que el puerto se pare", puntualizó.

Desde el gremio, Díaz apuntó a que hay dos posibilidades de la solución: "Una es que primero hagan la ampliación del puerto productivo, porque este predio está operable. Y la otra es que el gobernador arregle con la empresa para mensualizar a los 350 trabajadores y después que nos trasladen adonde quieran".

Compartir: 

Twitter
 

Estibadores ocuparon la zona del puerto, en Pellegrini y el río Paraná.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.