CIUDAD › DECLARó POLICíA POR TRIPLE CRIMEN

Reunión polémica

El máximo jefe policial de la zona donde ocurrió el triple crimen de Villa Moreno, explicó ayer ante la justicia porqué se reunió con la pareja del joven baleado sobre un BMW, que derivó en la balacera posterior con la muerte de tres jóvenes. El comisario Eduardo Carrillo, jefe de inspección de zona 3ª que estaba de servicio la madrugada de la masacre en villa Moreno, el 1º de enero pasado, consideró "normal" haberse encontrado en Ovidio Lagos y Doctor Riva con Sofia Lafattigue, la novia de Maximiliano Rodríguez, hijo del Quemado. El jefe policial aseguró en su declaración informativa que doce horas después de la masacre no había relacionado la balacera al BMW de Maxi con el triple crimen. Sin embargo, no pudo explicar porqué si el auto baleado fue encontrado en jurisdicción de la comisaría 33º, el caso fue derivado a la 15º, zona donde fueron asesinados Geremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez.

Carrillo es solo uno los dos jefes policiales mencionados en el fallo del juez Luis María Caterina, cuando procesó a Sergio "el Quemado" Rodríguez, y que actualmente está relevado. Quien lo nombra es la novia de Maxi Rodríguez: "Sergio me dijo que vaya a la esquina de Ovidio Lagos y Doctor Riva que ahí la esperaban dos policías amigos, uno de civil y el otro uniformado, que estarían en un Peugeot 206". El uniformado, era Carrillo; el de civil era Centurión, quien declaró días atrás.

En rigor, el triple crimen derivó en tres causas diferentes: la de la masacre en sí; la de la balacera previa al "hijo del Quemado"; y la que se abrió ante el accionar del oficial Martin, del destacamento del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, que no le dio el ingreso correspondiente a Maxi, cuando llegó baleado. Ello derivó en el pase a disponibilidad del uniformado por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

Los inspectores de zona quedaron pegados a la causa cuando la novia de Maxi, quien estaba con el muchacho cuando fue atacado a tiros la primera madrugada del año en Garay y Vera Mujica, sostuvo en sede judicial que después de ese hecho fue hasta el HECA para acompañar al muchacho herido y que luego, cuando volvía a su casa, su madre la llamó para decirle que la policía la estaba esperando en su casa. Sofía cortó con su mamá y llamó por Nextel al "Quemado", con quien se encontró para entregarle los teléfonos de Maxi, y éste le dijo que vaya a la esquina de Ovidio Lagos y Doctor Riva que ahí la esperaban dos "policías amigos".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.