CIUDAD › DOS CHICOS INTERNADOS EN EL IRAR FUERON GOLPEADOS POR GUARDIAS

De rehabilitación no tiene nada

En represalia porque le pegaron un pelotazo a un coordinador, dos pibes fueron maltratos por guardias del Irar. Sus madres, junto al diputado Toniolli, hicieron la denuncia judicial. "No sabemos en qué manos dejamos a nuestros chicos", indicó una de ellas.

Dos menores detenidos en el Instituto de Rehabilitación Adolescente (Irar) fueron golpeados por guardias de la institución, según denunciaron ayer sus madres, junto al diputado provincial Eduardo Toniolli. El legislador, que es además presidente de la Comisión de Derechos y Garantías, acompañó a los familiares de los jóvenes a los tribunales provinciales donde radicaron la denuncia.

El diputado del Frente para la Victoria, informó que tras de recibir la denuncia, se hizo presente en la institución alrededor de las 19.30 y constató lesiones en los internos.

De acuerdo a los dichos de Norma Pereyra, madre de Fabián, uno de los chicos golpeados, "la persona que supuestamente le pegó, me dijo que le pegó una trompada y nada más, que estaba golpeado y raspado nada más".

La mujer informó que le dijo al guardia: "¿Vos lo podés golpear y maltratar? Este es un instituto donde la mamá tiene que estar tranquila, que el pibe no será golpeado". A lo que el hombre le habría respondido -según la madre-: "Lo que pasa que no querían entrar, estaban en el patio y le pegaron un pelotazo a un compañero".

La mujer agregó que no la dejaron ver al chico y que pidió "por la directora o alguien y me dijeron que no, que hasta el miércoles que tengo visita no puedo verlo". "Si no me avisaba alguien que fue de visita yo no me enteraba qué le pasó a mi hijo, no sabemos en qué manos dejamos a nuestros chicos", indicó la madre de uno de los dos jóvenes golpeados.

Alejandra Fedele, responsable territorial del Movimiento Evita de Rosario, quien acompañó al diputado Toniolli para asistir a los familiares de los internos, amplió la denuncia: "Nos avisaron que estaba una visita y estaban golpeando al chico. Comenzaron a gritar que no le pegaran y lo llevaron a enfermería. Cuando llegamos a las 19.30 nos atendieron los guardias y después llegó el coordinador del equipo de los acompañantes que nos dice que no sabía si podíamos ingresar con el diputado. Ante nuestra insistencia llamó a la subdirectora quien dijo que se tenía que asesorar si el diputado podía ingresar, algo que me pareció raro. Recién pudimos entrar a las 20.30 después de un montón de llamados".

"Lo vimos a Fabián (uno de los internos) que estaba todo golpeado, con golpes obviamente dados con los machetes de goma, tenía dos chichones en la cabeza, golpes en la cara. Nos dijo que estaban jugando a la pelota y sin querer le pegan a uno de los coordinadores, cuando éste se va a los 5 minutos ingresan unos 25 guardias con las escopetas con balas de goma, tirando y toman a estos dos chicos que salieron corriendo. Le quieren pegar a otro chico y ellos salen en su defensa, por eso le pegaron de esa manera. Los guardias dicen que los quisieron reducir y engrillar. Al salir en la puerta estaba la mamá de Cristian (el otro de los jóvenes golpeados) desesperada, pidió que viniera un directivo y se lo negaron. Cuando le preguntamos porqué no nos dijo que había otro chico golpeado y nos contestó que no sabía y volvió a hacer el mismo circuito de llamadas y cuando vimos al otro chico estaba igual", concluyó la referente del Evita.

Hace tres semanas Rosario/12 publicó que el IRAR había realizado 27 presentaciones ante la Justicia por casos de maltratos, torturas y vejaciones por parte de la policía hacia adolescentes que, por distintas causas, llegaron a la institución ubicada en Cullen y Saavedra. El dato había sido brindado por la subsecretaria de Asuntos Penales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos Débora Cotichini.

La mayoría de los casos se refieren a hechos ocurridos dentro de las seccionales policiales, o en los móviles de traslados, aunque cabe recordar que en setiembre pasado se denunció una terrible golpiza policial hacia un chico de 16 años y esto se hizo cuando uniformados de la 32º ingresaban al IRAR.

Compartir: 

Twitter
 

"Comenzaron a gritar que no le pegaran", recordaron las madres de los chicos.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.