CIUDAD › EL MARTILLERO KOVALEVSKI VOLVIó A DECLARAR EN LA JUSTICIA

Sólo cobró una "vieja deuda"

El martillero, denunciado como "organizador" en la causa que investiga el desvío de fondos judiciales del Banco Municipal, apuntó a los abogados García Montaño y Heter, quienes también están imputados en la causa. Empleado bancario presentó un escrito.

 Por Lorena Panzerini

El martillero Oscar Kovalevski, imputado como "organizador" en la causa que investiga el desvío de fondos judiciales del Banco Municipal con oficios del juzgado Civil y Comercial 17º, negó ayer la acusación, y apuntó a los abogados Luciano García Montaño y Jorge Heter. Ambos letrados, imputados en la causa, se presentaron la semana pasada en Tribunales y señalaron a Kovalevski como quien propuso las maniobras, y quien "tenía los contactos" con el empleado bancario y con el juez, que firmaba los oficios, Alejandro Martín; quien fue suspendido junto al secretario Ricardo Lavaca por la Corte Suprema santafesina. Mediante embargos, los letrados y el martillero retiraron dinero de cuentas inmovilizada, entre 2010 y 2012. En el despacho de la jueza de Instrucción Nº 12, Mónica Lamperti, Kovalevski dijo que cobró con oficios que le entregaban García Montaño y Heter, a modo de pago por un dinero que le debían, y aseguró desconocer que provenían de cobros ilegales, al tiempo que negó cualquier participación en el ilícito. En tanto, el empleado bancario acusado de brindar información sobre las cuentas inmovilizada se presentó espontáneamente mediante un escrito, y se puso a disposición.

A las 12.23 el martillero preso hace seis días, ingresó al juzgado de Lamperti, en el primer piso de Tribunales, sobre calle Pellegrini. Llegó trasladado desde la seccional policial donde seguirá detenido. En la ampliación de indagatoria negó los hechos que se le atribuyeron, como "organizador dentro de una asociación ilícita". Aseguró que las únicas veces que cobró fue mediante oficios que le entregaron García Montaño y Heter (coimputados como miembros de la asociación ilícita, junto al juez Martín y al secretario) para saldar una "vieja deuda".

Así, el detenido acusó como instigadores del ilícito a los dos abogados. El defensor de Kovalevski, Germán Mahieu, dijo que "es evidente que fueron ellos los organizadores (por los letrados). Intentan alivianar su situación procesal cargando las tintas con los coimputados. Se corta el hilo por lo más delgado; pero el martillero no tiene injerencia, no puede firmar escritos, ni pude pedir órdenes de pago. Lo único que intentaba era cobrar una deuda que los abogados mantenían con él, por tasaciones y la comercialización de unos lotes en Funes", dijo. Kovalevski comenzó a sentirse mal y dijo que no contestaría más preguntas, por lo que después de casi dos horas, se suspendió el acto.

En tanto, una fuente cercana a la causa adelantó que ante la confesión de Heter y García Montaño, la fiscalía mantiene reuniones con la defensa de ambos para avanzar en un juicio abreviado. "Esto es una aventura jurídica -se quejó Mahieu-. Confunden a la jueza, al Ministerio Público. Fue todo orquestado por ellos mismos, y ahora buscan beneficiarse".

Con la declaración de estos dos imputados quedaría desvinculado de la causa el abogado Martín Sugasti -también imputado-, quien cobró en una sola oportunidad, como un favor para García Montaño.

En tanto, el fiscal Carlos Covani pidió la indagatoria del empleado bancario, que a última hora del viernes pasado presentó un escrito en el juzgado. Está acusado de facilitar información sobre las cuentas judiciales inmovilizadas del Banco Municipal, y de aportar datos relevantes para efectuar las alrededor de 57 maniobras, por un millón 50 mil pesos, de los cuales, los acusado devolvieron la mitad cuando la entidad bancaria presentó la denuncia en la Corte, en octubre de 2012.

Luego que García Montaño y Heter confesaran las maniobras y acusaran como "organizador" al martillero, trascendió además que éste era el encargado de "repartir el dinero": 12 por ciento de cada oficio cobrado era para García Montaño y Heter; mientras que el resto del dinero era entregado al martillero, y él lo repartía entre el juez Martín, el secretario Lavaca, y el empleado bancario de contacto.

Kovalevski --quien estuvo internado durante el primer día de detención por una afección cardíaca-- está preso desde el martes pasado; pero su defensa presentará hoy la restricción de prisión preventiva.

Compartir: 

Twitter
 

Kovalevski negó ante la jueza Lamperti los hechos que se le imputan.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.