CIUDAD › LA FIANZA QUE PAGó CABRERA

Un poco irrisoria

La diputada provincial Alicia Gutiérrez (SI) consideró ayer que la fianza de 30 mil pesos impuesta por la jueza Alejandra Rodenas para excarcelar a Juan Cabrera -Indio Blanco- es "un poco irrisorio". La legisladora, impulsora de varios proyectos tendientes a combatir el proxenetismo y la trata de personas, estimó que el propietario del clausurado cabaret La Rosa ganaba "aproximadamente dos millones de pesos mensuales por trabajar de proxeneta; es decir, viviendo de la prostitución ajena en los distintos locales que poseía". De todos modos, Gutiérrez aclaró que "lo más importante es que por primera vez la justicia escucha el tema de una denuncia que en el menor de los casos puede ser por proxenetismo y facilitamiento de la prostitución, que es competencia de la justicia provincial, y ellos investigarán si hay o no trata, y en ese caso actuará la justicia Federal".

A partir de la excarcelación de Cabrera, quien permaneció 17 días detenido en el marco la investigación judicial que lo procesó por "explotación económica y facilitamiento de la prostitución", tras pagar una fianza de 30 mil pesos, la diputada Gutiérrez no ocultó su fastidio. "No podría criticar al fiscal ni a la jueza porque la realidad es que en el tiempo que hace que estamos denunciando con un grupo de gente a Cabrera, es la primera vez que alguien lo investiga. Pero a una persona que ganaba dos millones de pesos mensuales, poner esa fianza me parece que es un poco irrisorio", dijo la legisladora a Rosario/12.

Gutiérrez precisó que los montos de lo que recaudaba mensualmente el Indio Blanco surge de "cálculos de lo que percibían las chicas y él se quedaba con el 50 por ciento, del tema copas, y de los distintos prostíbulos, porque no son dos solamente los que tenía; y se calcula que en cada uno de ellos hay entre 18 y 20 chicas". La diputada aseguró que el propietario de los cabarets La Rosa y el Palacio Berlusconi -ambos clausurados- "es una persona millonaria que se mostraba en autos de alta gama, pero ponía sus actividades a nombre de otras personas o mujeres que han estado ligadas con él sentimentalmente".

La legisladora provincial, quien destacó que continúa trabajando por el cierre de los prostíbulos, más allá de no plantearlo como "una medida superlativa y única para combatir la trata", dijo que lo que tiene que quedar claro en la población es que "Juan Cabrera, como tantos otros, es un proxeneta que vive de la prostitución ajena".

Gutiérrez subrayó que "nadie hasta el momento había actuado, ni de oficio. Cabrera tuvo total libertad para desenvolverse sin que la justicia lo molestara. Que me haya dado un poco de indignación la fianza, no quiere decir que subestime o menoscabe el trabajo que han realizado la justicia". Según la diputada, "el gobierno provincial tiene la voluntad política de avanzar en el tema, la Dirección de Trata ha realizado averiguaciones muy importantes presentadas a los jueces, pero muchas veces no de deciden a ordenar los allanamientos, eso en realidad es preocupante".

El abogado del Indio, Paul Krupnik, aseguró que la actividad que realizaba Cabrera "está en las antípodas de lo que es la trata de personas". "La investigación contra el bar de Cabrera se inició en agosto 2012, cuando no existía la ley Verón y la actividad que realizaba Cabrera estaba absolutamente ajena a cualquier infracción al Código Penal. Desde este punto de vista habría que estudiar si aquí no cabe la aplicación de lo que se llama el derecho a la ley penal más benigna", señaló.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.