CIUDAD › ATRAPARON A MILTON CéSAR

En pleno Saladillo

Quince días se mantuvo Milton César como fugitivo en la investigación del asesinato de Claudio Pájaro Cantero, hasta que una patrulla policial lo atrapó ayer a las 3 de la mañana, al volante de un BMW y sin armas, en una esquina de barrio Saladillo, luego de perseguirlo diez cuadras. Tras negarse a declarar ante el juez Juan Carlos Vienna, el joven fue alojado en la Jefatura de la Unidad Regional II, con mandato de vigilarlo ante la posibilidad de que alguien atente contra su vida, por venganza, para silenciarlo, o por las dos cosas. Quedó detenido e imputado por el delito de asociación ilícita, nada concreto aún sobre el homicidio del jefe del clan Los Monos. La versión oficial de la captura de César corrió por cuenta del jefe de la Unidad Regional II, Luis Bruschi. La atribuyó a un "patrullaje normal" del Comando Radioeléctrico en zona sur, cerca del Parque del Mercado. "Al llegar a Grandoli y Esteban de Luca, observan un auto importante y al pasar junto a ellos, sus ocupantes intentan cubrir su rostro. Esto despertó la sospecha del personal, que giró en la esquina para identificarlos, pero ellos se dieron a la fuga", relató. Hubo un alerta radial y una persecución sobre el coche, un BMW de color negro, que terminó encerrado en la esquina de Serrano y Sánchez de Bustamante, en barrio Saladillo. Bruschi contó que los agentes "hicieron descender a los ocupantes, dos jóvenes, y al identificarlos notaron que uno de ellos es Milton César, quien tenía pedido de captura". La policía no abundó en conjeturas acerca de la presencia del fugitivo en un coche y a una hora en la que no pasaría desapercibido. Tampoco sobre la ausencia de armas en poder de César, habida cuenta de saberse buscado no sólo por la ley, sino también por los mismos sicarios que el 28 de mayo ejecutaron a su hermano Nahuel, al amigo familiar Marcelo Alomar, y que dejaron cuadripléjica a su madre y herido a su padre, en un atentado a media tarde en Francia y Acevedo. Pese a todo eso, Milton estaba en Rosario y sin armas al momento de su arresto. "Se mueven en la clandestinidad, como hoy (por ayer) que aparecen a esa hora, pero en algún momento se iban a mover y estábamos seguros que los íbamos a capturar", definió Bruschi. Agregó que "los papeles del auto estaban en regla, aunque Milton ni el joven de 18 años que lo acompañaba son los titulares". El acompañante de César fue liberado. Dos días después del ataque a sus familiares, César, de 23 años y con prontuario abierto, le dijo a Rosario/12: "Los Cantero pusieron 500 mil pesos por mi cabeza". Además de jurarse inocente, afirmó: "La policía orientó la pesquisa hacia mí porque le cobra a un narco 200 o 300 lucas y a mí no me saca nada". Los policías no le hallaron armas, sólo 140 pesos y teléfonos celulares. Por eso ayer, un enjambre de abogados revoloteó alrededor del juzgado y de la novia y de la hermana de César, atraído por imaginados narcobilletes de una onerosa defensa. Pero el pálpito fue en vano y por ahora a César lo representa una defensora pública, Graciela San Miguel. Una hipótesis de la investigación relaciona a Milton César con el remisero villagalvense Luis El Pollo Bassi y con Diego Demarre, el dueño de Infinity Night, que fue el primero en caer bajo las balas al día siguiente del crimen del Pájaro.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.