CIUDAD › JOVEN TRANSEXUAL FUE CONDENADA AYER A 23 AñOS DE PRISIóN

Por una muerte violenta

Regina mató a un hombre, con el que salía, luego de aplicarle 45 puntazos de arma blanca, ahorcarlo con una sábana y seccionarle un brazo. "Es el homicidio más aberrante de mi carrera judicial", dijo la fiscal Marull.

 Por Lorena Panzerini

Regina Alvarez, la joven transexual juzgada por su nombre de género en audiencias orales y públicas, fue condenada ayer a 23 años de prisión por "homicidio simple y robo" contra un hombre de 54 años, cometido en julio de 2010. Una de las hijas del fallecido Hugo Colman -con quien la acusada mantenía encuentros íntimos- manifestó su satisfacción con la pena que determinó el Tribunal conformado por los jueces Julio García, Mónica Lamperti y Juan Carlos Curto. "Encontramos justicia, que es lo que esperábamos. Uno nunca piensa pasar por esto, pero esperábamos que quien lo hizo, lo pague", expresó con lágrimas en los ojos la joven Samanta, que además cumplía años ayer. "Qué puede ser un mejor regalo de cumpleaños", pronunció otra familiar de la víctima, mientras abrazaba a la muchacha. La fiscalía había pedido prisión perpetua por el ensañamiento con el que se cometió el crimen: el hombre recibió 45 puntazos de arma blanca, y luego de morir por ahorcamiento -con una sábana-, le seccionaron un brazo. En tanto, la defensa de Regina adelantó que apelará la resolución.

Durante casi una semana se ventilaron en juicio oral y público las situaciones que terminaron en la violenta muerte de Colman, un hombre divorciado, con tres hijas, que vivía solo en su casa de Granadero Baigorria.

La joven transexual de 26 años llegó a esta instancia acusada del hecho, y también de "robo simple", por la sustracción del auto y documentos del hombre con quien mantenía una relación. Ayer, cuando en la sala del primer piso de Tribunales la voz del secretario pronunció la decisión de "condenar a Regina Alvarez a 23 años de prisión", la joven permaneció inmutable; mientras que los familiares, y sobre todo las hijas de la víctima, rompieron en llanto.

El que finalizó ayer fue el primer juicio oral y público de Rosario a una persona transexual. En la primera audiencia, los jueces decidieron que la chica sea tratada con su nombre de género frente a la vigencia de la Ley Nacional de Identidad de Género, aunque no haya hecho el trámite de cambio en el DNI.

Durante los alegatos de apertura la fiscal Nora Marull aseguró que "es el homicidio más aberrante de mi carrera judicial". Durante las testimoniales, se mostraron fuertes imágenes del cuerpo del hombre, que fue hallado en un cuartito improvisado, al fondo del patio de la vivienda.

A Regina se le imputó en primera instancia que "el 25 de julio de 2010, estaba en la casa de Colman, manteniendo una relación amorosa --según describió la fiscal al realizar la acusación-- en un momento, consideró que hubo un trato denigrante hacia ella, se sintió herida y con un deseo visceral de dar muerte y ver sufrir. Fue a la cocina, tomó dos cuchillos y le hizo cortes superficiales (a la víctima); todas heridas visibles", planteó. Para Marull, la joven pergenió un "plan macabro: descuertizarlo postmortem".

La acusación plantea que la joven "arrastró el cuerpo al patio y lo dejó en un cuartito al fondo. Limpió la escena del crimen, tendió la cama, trató de lavar la sangre de la almohada, limpió el piso. Luego, sustrajo el celular de Colman, sus documentos, una tarjeta de débito y las llaves del Peugeot 405 con el que se fue a Buenos Aires".

Allí pasó por un control policial, donde trató de engañar a la policía entregando los papeles del dueño del auto. Al ser descubierta intentó fugarse, pasando por encima una barrera; sacó un arma calibre 22 y hubo un tiroteo en el que resultó herida. Justamente, en la sentencia leída ayer, el Tribunal unificó ese delito.

Los defensores de Regina, Fernando Sirio y Lucas Altare, adelantaron que apelarán el fallo tras contar con los fundamentos. En principio, creen que es "una pena muy alta" y que "no se tuvieron en cuenta algunas pruebas".

Compartir: 

Twitter
 

Al escuchar la condena, Regina Alvarez permaneció inmutable.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.