CIUDAD › VARIOS HERIDOS POR UN MOTíN DENTRO DEL PENAL DE LA COMISARíA 3ª

Las mismas historias de hacinamiento

La versión policial indica que todo empezó con una pelea entre reclusos, pero desde la Coordinadora de Trabajo Carcelario consignan al hacinamiento y las altas temperaturas como uno de los factores detrás de cada revuelta en las comisarías.

 Por Lorena Panzerini

Un motín con quema de colchones rozó la fatalidad anteanoche, en la comisaría 3ª, donde había una veintena de hombres tras las rejas. Hay un herido, de 25 años, en coma inducido, con respirador artificial y "estado crítico". Según indicó el director del hospital Provincial, Federico Fiorilli, el paciente tiene el 30 por ciento del cuerpo quemado, en la parte de torso y rostro, y su estado es reservado, por al menos 48 horas. Otros cuatro detenidos fueron atendidos en el hospital Centenario; mientras que media docena de presos debió ser traslado a distintas seccionales. La versión policial dio cuenta de que la situación se desmadró tras una pelea entre reclusos, que terminó con fuego dentro de las celdas. La Coordinadora de Trabajo Carcelario (CTC) habló de "hacinamiento" en varias comisarías rosarinas.

Según indicaron desde la Coordinadora, actualmente, hay 700 presos en comisarías de la Unidad Regional II y otros 450 en la Alcaidía de Jefatura; es decir, bajo la órbita de la policía y no del Servicio Penitenciario. En diálogo con Rosario/12, Lilian Etchegoy habló de "serias situaciones de hacinamiento, problemas para atención a cuestiones de salud, altas temperaturas, mala alimentación, falta de agua" y otras cuestiones que provocaron que en los últimos días hubiera motines en varias seccionales policiales.

El amotinamiento de anteanoche, según indicaron fuentes policiales, comenzó con una pelea protagonizada por cuatro internos de la seccional de Dorrego al 100, y terminó ayer por la madrugada con un incendio que rápidamente fue sofocado por los Bomberos Zapadores, pero dejó heridos.

El comisario inspector de zona 1, Claudio Peralta, relató en LT8 que el motín "se inició alrededor de las 20.30 (del miércoles) cuando se escucharon gritos provenientes del sector del penal. El titular de la comisaría, junto a personal subalterno, acudió al lugar y allí se comprobó que cuatro detenidos estaban agrediendo a otro. Fueron separados, a los cuatro agresores se los introdujo en un calabozo transitorio que está al costado de la guardia de prevención, mientras que se sacó al agredido y se convocó al Sies. Los médicos le practicaron las primeras curaciones, mientras se le recepcionó declaración testimonial para iniciar las actuaciones correspondientes" en la Justicia.

Lejos de mejorar, la situación pasó a mayores: "Mientras el interno estaba declarando, estos cuatro agresores, que habían sido apartados, comenzaron a gritar, patear las rejas, y a gritarle al resto de los detenidos que estaban en el penal grande, incitando a la violencia. Un grupo de seis internos, no la totalidad, empezaron a patear la reja del penal grande y produjeron un principio de incendio al prenderle fuego a unos colchones (que pararon sobre las rejas). Rápidamente se convocó al cuerpo de Bomberos Zapadores, a otros móviles policiales para asegurar la dependencia, y a miembros de la Coordinadora de Trabajo Carcelario. Ya con la situación controlada, con el principio de incendio sofocado, el personal del Sies empezó a brindarle asistencia a los detenidos que se habían cortado", dijo.

Según amplió, "los cuatro separados en primer lugar se habían autolesionado en los brazos y en las piernas". Otro de los detenidos, que estuvo en la zona de fuego "fue trasladado al Hospital Provincial porque tenía quemaduras en sus manos y en el rostro, además de haber inhalado monóxido de carbono". El resto fue asistido en el Centenario donde les practicaron "puntos de sutura por los cortes".

Peralta aclaró que la situación estaba ayer "totalmente controlada". Durante la madrugada, la Unidad Regional II ordenó que algunos internos fueran alojados en la Alcaidía Mayor, y el resto de los detenidos habían sido llevados a diferentes seccionales.

La situación del joven de 25 años era "crítica", según indicó el doctor Fiorilli. "Ingresó con un cuadro de quemaduras que involucran la cara, parte del torso superior, aproximadamente en un 30 por ciento. Además, el estado compromete las vías aéreas. Esto lo hizo ingresar a terapia intensiva, en coma inducido y con respirador artificial. No tiene necesidad de drogas para mantener la presión, está crítico y hay que tomarse unas 48 horas para ver cómo evoluciona; mientras tanto, el estado es reservado", detalló el titular del efector, quien fue cauto debido a que "todavía puede haber complicaciones".

En la comisaría, cerca de las cuatro y media de la madrugada, los ánimos se tranquilizaron; y ayer por la mañana, desde la seccional negaron que el motín haya tenido que ver con las condiciones de alojamiento. "Tienen hasta televisión por cable", graficó Peralta y descartó una cuestión de hacinamiento, calor o falta de higiene.

Condiciones. Sin embargo, desde la CTC expresaron lo contrario, aunque reconocen, que la comisaría 3 es una de las menos complicadas. "La situación en comisarías es gravísima desde hace mucho tiempo, por la cantidad de alojados que hay, y esto va aumentando con las altas temperaturas; no es que en invierno no haya malas condiciones, pero ahora el hacinamiento se manifiesta de esa manera", señaló Etchegoy.

La representante de la coordinadora habló de otra de las comisarías en la que hubo motines días atrás: "En la comisaría 6 nos preocupa la situación de internos con problemas de salud, que necesitan atención médica urgente. Tienen lesiones graves en la piel, justamente por el hacinamiento, la mala ventilación, que no salen al patio abierto, sino a uno techado. Los familiares plantean que hay maltratos cuando llevan comidas o bebidas. Muchos están pidiendo traslados a unidades penitenciarias".

Etchegoy lamentó que "no hay un dispositivo de salud para las comisarías. Nosotros se lo planteamos en una reunión al ministro (de Seguridad, Raúl) Lamberto, que funcionó un tiempo, y ahora ya no. Entonces esto queda a merced de las posibilidades del Sies, pero vamos a tener que solicitar una reunión con el Ministerio de Salud, porque creemos que hay discriminación".

En los últimos 20 días se generaron motines en las seccionales 15ª, 21ª, sub 20ª, la 9ª, la 6ª, la 3ª, la 2ª y otras. "Planteamos un hábeas corpus que llegó a la Corte Suprema de Justicia y se ordenó que se vayan trasladando los presos de las comisarías a los penales, paulatinamente, por lo tanto hay un incumplimiento de una orden judicial", se quejó la mujer. La idea de los integrantes de las CTC es conformar una mesa de trabajo con los tres poderes del estado y organizaciones de derechos humanos.

A modo de reflexión, Etchegoy planteó que motines como el de anteanoche generan algunas mejorías, pero lamentó que las cosas vuelven a pasar porque "se ponen parches, pero no hay soluciones de fondo".

Compartir: 

Twitter
 

La quema de colchones dentro de la seccional 3ª dejó en estado crítico a uno de los reclusos.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.