CIUDAD › CRIMEN DE TARTA DEMARRE

Guille procesado

 Por José Maggi

La jueza de instrucción Alejandra Rodenas procesó ayer a Ariel Máximo Cantero, alias Guille, por el crimen de Diego "Tarta" Demarre, acribillado a tiros frente a su casa de bulevar Seguí y Maipú, el día siguiente del asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero. Con esta acusación sobre su espalda, suma una nueva causa penal que lo retendrá en prisión. Demarre era dueño del boliche Infinity Night de Villa Gobernador Gálvez frente al cual asesinaron de seis balazos al "Pájaro" Cantero el 26 de mayo de 2013. Un día después, el empresario fue a declarar por ese hecho a Tribunales y cuando volvía a su casa con su esposa lo emboscaron en bulevar Seguí y Maipú. Lo mataron de cinco balazos desde un auto que se puso a la par de su camioneta Peugeot Partner gris. La mujer resultó ilesa. La presunción es que desde el entorno de Cantero asumieron que fue el dueño del boliche quien entregó al "Pájaro" a sus asesinos.

El elemento que conectó a "Guille" con la muerte de Demarre fue un auto: el Volkswagen Bora blanco que fue filmado en la escena del crimen y que se pudo identificar gracias a un trabajo de mejoramiento de la imagen. En noviembre pasado efectivos de la División Judiciales localizaron el vehículo en Córdoba y lo incautaron. De blanco había pasado a ser negro. Su último dueño, un gestor cordobés, acreditó una compra legal a un hombre de Rosario.

Dos días después del crimen, el auto fue pintado en un taller de Donado y Mendoza, aunque conservó la patente y la numeración de chasis y motor. Allí permaneció unos veinte días hasta que fue vendido al gestor. En el video de la ejecución se advierte que en el Bora iban dos personas y, al acercarse a la chata de Demarre, el acompañante comenzó a tirar.

Detrás, según indicaron fuentes de la investigación, iba un Audi Q5 con otros tres ocupantes. Para los investigadores existen "pistas firmes que logran determinar el vehículo en el que iban los ejecutores y quién fue el tirador".

La pesquisa también reconstruyó que los atacantes estaban esperando la salida de Demarre de Tribunales, adonde había ido a prestar declaración testimonial ante el juez de Instrucción Hernán Postma. Según la investigación policial, dentro del edificio estaban tres allegados a los Cantero: Emanuel Chamorro, Leandro Vilches y Angel Manuel "Pibu" o "Tibu" Villa. "Guille" también esperaba a Demarre a la salida y lo habría seguido en permanente comunicación radial con el resto del grupo para asegurarse la posición y el recorrido del "Tarta", al que finalmente acorralaron muy cerca de su casa.

El ataque al dueño del boliche fue inmediatamente posterior a su testimonio judicial. Un empleado de la disco que estaba declarando fue alertado por un llamado de la muerte del bolichero. "No puedo seguir declarando, al testigo que habló acá hace un rato lo acaban de asesinar", se excusó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.