CIUDAD › UNA SERIE DE MEDIDAS LOCALES PARA ALIVIAR LA COSTOSA VIDA DEL INQUILINO PROMEDIO

Lo que realmente mata es el alquiler

Las propuestas las realizó el centro de estudios metropolitanos Concejalía Popular que sumó a inquilinos, pymes y sindicatos en una mesa común. La decisión se tomó tras constatar que en Rosario los alquileres tuvieron una suba superior al 30 por ciento.

 Por Luis Bastús

Tras detectar que desde el año pasado los alquileres aumentaron en Rosario un 30 por ciento en promedio, por encima de casi todas las paritarias de salario, el centro de estudios metropolitanos Concejalía Popular sumó a inquilinos, pymes y sindicatos para plantear al Concejo Municipal y a la Legislatura algunas acciones que le pongan coto al mercado. Las principales: crear un registro único de contratos locativos, y aumentar la presión fiscal contra los propietarios de inmuebles en estado ocioso con el propósito de empujarlos hacia el mercado de alquiler a los fines de aumentar la oferta y bajar los precios. "No puede ser que en el Gran Rosario haya 80.000 inmuebles vacíos, según el último censo, mientras hoy el alquiler representa el 35 por ciento del ingreso promedio de un trabajador, y mientras persisten abusos como el de indexar el cánon aún durante la vigencia del contrato, algo prohibido por ley y que el Estado no controla", plantearon Nire Roldán y Ariel D'Orazio, presidente y secretario de Concejalía Popular en la presentación del informe.

El informe compara los costos de alquilar entre la primera mitad de 2013 y el mismo período de este año, en barrios, centro y macrocentro de Rosario, sobre los avisos publicados en periódicos, revistas e internet. Concluyeron que, siempre en términos generales, los departamentos de un dormitorio promediaron aumentos de un año para otro del 31,27% en el centro, 35% en macrocentro y 27,25% en los barrios. Las unidades de dos dormitorios para alquiler, en tanto, pasaron de $2.689 mensuales en el centro, en promedio, a $3.476 ((+29,27%). Para el primer anillo que lo circunda, estas viviendas se alquilan hoy a $3.275 en promedio, cuando en el primer semestre de 2013 se pactaban locaciones por 2.642 pesos al mes (+24%). Y en los barrios, el salto fue de $2.469 a 3.117 pesos (+26,25%).

"Y quien tenga hoy que renovar contrato enfrentará una pretensión del 50 por ciento o más. Además, hay abusos como la exigencia de casi 2 meses de alquiler fijos, o al momento de rescindir se exigen arreglos desproporcionados. Esto genera una expulsión de población hacia la periferia, mientras que abundan los inmuebles vacíos en clave especulativa", planteó Roldán.

El dirigente, ex concejal por el ARI, presentó el informe de la ONG que preside con el aval de gremios como Asociación Empleados de Comercio, Sindicato Municipal, Sadop y Luz y Fuerza, más entidades patronales como Apyme y Sociedad de Carniceros. "Es que esta presión de los alquileres, cuando el poder adquisitivo del trabajador se contrae, provoca una pérdida de calidad de vida muy importante, y también causa el cierre de comercios y la pérdida de fuentes de empleo. Hoy el alquiler equivale al 35% del ingreso promedio del asalariado. Según la Cámara de Empresas Inmobiliarias, hay 1.300 locales vacíos en el macrocentro, y en los barrios el problema es aún más grave", advirtió.

En este marco, reveló que la semana próxima irán en busca de consenso en cada bloque del Concejo Municipal para generar herramientas de acción en forma de ordenanzas, primero, y de leyes provinciales más tarde, cuando reiteren el intento en Legislatura. El problema no es sólo de Rosario, dijo.

La idea es promover para el mes próximo la realización de una audiencia pública en el Concejo, para impulsar la creación de un registro único de contratos locativos. "Así tendríamos conocimiento de todos los contratos vigentes en la ciudad, con corresponsabilidad del Ejecutivo municipal, y saber si hay o no cláusulas abusivas, algunas escondidas, como la que escalona hasta cuatro veces durante un mismo contrato la renegociación del precio, algo prohibido por ley nacional. Y además, hacer cumplir que el alquiler debe ser fijo durante dos años para contratos de vivienda, y tres años para locales comerciales", puntualizó Roldán.

Con ese instrumento, estiman, podrían tener un mapeo de la cantidad de inmuebles disponibles, y los que están retenidos, ociosos y fuera de oferta. "Hay que presionar para que al propietario no le convenga tener su inmueble desocupado, que deba alquilarlo", añadió. Y fue al grano: "Hay que aumentarle las tasas, como alguna vez se planteó en el Concejo, de manera de atacar la especulación".

La otra iniciativa es la de crear el "servicio público del alquiler", un organismo municipal que "facilite el acceso a un alquiler justo, evite los abusos del derecho entre las partes, amplíe el fondo fiduciario con el Banco Municipal para solucionar el problmea d ellas garantías y controle las pensiones".

Hay una tercera propuesta, y es la de generar un fondo especial para la construcción de vivienda en alquiler, de manera que el Estado construya viviendas con destino a alquiler.

Compartir: 

Twitter
 

Nire Roldán (en el centro) durante los anuncios que se hicieron para paliar las subas.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.