CIUDAD › SE CUMPLIRAN CINCO MESES DEL PIBE LINCHADO TRAS UN ROBO EN BARRIO AZCUENAGA.

Todavía no hay justicia para David

El martes, los padres, hermanos, amigos y allegados de David Moreyra, junto a distintas organizaciones sociales, reclamarán el esclarecimiento del hecho. Exigirán que se encuentre a las personas que le propinaron las patadas mortales en la cabeza.

 Por Lorena Panzerini

Faltan horas para que se cumplan 5 meses de la muerte de David Moreira, el joven de 18 años que agonizó tres días, luego de la paliza brutal con la que lo embistió una turba, en barrio Azcuénaga, tras un hecho de robo. La causa generó por aquellos días opiniones encontradas sobre la mal llamada "justicia por mano propia". Por el homicidio no hay detenidos aún. El martes, los padres, hermanos, amigos y allegados de David, junto con organizaciones sociales, reclamarán el esclarecimiento del hecho, en el lugar donde el pibe fue cruelmente linchado, y exigirán que se encuentre a las personas que le propinaron las patadas mortales en la cabeza. "Estamos hechos pelota, y lo único que queremos es que alguien dé la cara", dijo entre sollozos Alberto, el papá del joven molido a golpes. El abogado de la familia, Norberto Olivares, fue más allá: "No hay novedades en la causa judicial, y en la marcha se hará hincapié en la necesidad de avances concretos". El fiscal Florentino Malaponte retrucó: "La investigación está encaminada para bien. Conjeturas puede haber varias, pero se necesitan pruebas, y hay cuestiones que se tienen que incorporar a la causa".

"Ni un David menos", es el lema de la marcha que llegará a Marcos Paz y Liniers, luego de una caminata desde la placita de Mendoza al 5100, donde los manifestantes se reunirán, pasado mañana, a las 15.30. La convocatoria pretende ser amplia, como la que se vio la semana pasada por el crimen de Mariano Bertini, en un intento de robo. "Lo que hicieron, esa crueldad con la que lo hicieron, no tiene perdón de Dios", dijo Alberto cuando este diario lo llamó para proponerle una entrevista a la familia, en la casa donde creció David. "Qué te vamos a decir, que estamos hechos pelota, que nadie nos preguntó si necesitábamos algo, que la justicia no existe", enumera el hombre sobre la seguidilla de sucesos de dolor que invade a la humilde familia de Empalme Graneros, hace cinco meses.

Pero tanto él, como Lorena Torres, la mamá de David, aseguran que no bajarán los brazos. "Como papás, no vamos a dejar de pedir y reclamar justicia por esto que le pasó a David, para que no vuelva a pasar", promete Alberto. La idea de ir al lugar donde mataron a su hijo, les provoca dolor y no saben cómo van a reaccionar allí, pero se esperanzan con "que sirva para algo".

En tanto, Olivares señaló que en las últimas semanas se hicieron algunas medidas más de las que pidió la querella. En principio, sobre la moto del muchacho que estaba con David aquella tarde "condenado por robo﷓, y que fue arrastrada hasta la esquina de Liniers y Marcos Paz, junto con el cuerpo agonizante de David, que fue golpeado a mitad de cuadra. También se avanzó con algunos testigos que aportaron datos que podrían funcionar como disparador de otros elementos. Para el letrado y la familia Moreira, hay al menos dos personas que aparecen como responsables, y que fueron mencionadas en algunas testimoniales. Para ellos, no hay dudas de que quienes atacaron al pibe están relacionados directamente con los hinchas de Rosario Central que se reúnen en el barrio; y que asistían al club de Marcos Paz al 5.400; aunque aquella tarde, cuando David fue atacado, alrededor de las 17, todavía estaba cerrado. "En la marcha se va a pedir es que se avance con más celeridad. Y hasta se está pensando en pedir una audiencia con el ministro de Justicia, Juan Lewis", adelantó Olivares.

Malaponte, en tanto, prefiere ser prudente y reservado con algunas cuestiones de la causa por el homicidio que describe como "atroz". "Hay cosas que no conviene hacer públicas aún. Sólo informaremos las cosas que ameriten, porque si no estamos ayudando a quienes se busca", dijo.

Compartir: 

Twitter
 

La madre de David siempre dijo: "Si mi hijo robó debía ir preso, no ser asesinado".
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared