CIUDAD

Un culo canalla al aire terminó en una investigación por exhibiciones

Furioso por la ida de Astrada, el chico mostró el traste frente a la vidriera de Metropolitan. La justicia quiere identificarlo, aunque no está en claro cómo se hará la ronda de reconocimiento.

El miércoles fue un día de furia canalla. Un grupo de hinchas marchó por el centro de la ciudad, protestó frente a un bar y en la puerta de un local que pertenece al presidente de la institución por el despido de Leonardo Astrada como DT canalla. Hubo insultos, piedras, huevazos y... un culo al aire, mostrado por un simpatizante para expresar su malestar contra la comisión directiva y el grupo inversor. El instante fue captado por la lente de un atento fotógrafo que estaba dentro del bar Metropolitan y la foto fue publicada en el diario El Ciudadano. Ayer personal de la comisaría 2ª y del juzgado Correccional de la 1º Nominación iniciaron la ardua y nada sencilla tarea tendiente a identificar quién fue el joven que mostró su traste. Si la investigación da resultado, se le imputara al adolescente la figura "exhibiciones obscenas".

Inicialmente, a primera hora de la mañana había trascendido que la propia magistrada interviniente -la doctora Georgina Depetris- le había solicitado a la seccional 2ª que identificara el trasero que apareció en la portada del matutino en la edición del jueves pasado. No tardaron en aparecer los llamados en las radios criticando el accionar judicial, por ocupar su tiempo en un culo, teniendo tantas asignaturas pendientes.

En ese marco, el fotógrafo Enrique Galletto, que captó con su lente la singular exhibición, reconoció estar sorprendido por las derivaciones de su foto. En declaraciones radiales, el reportero gráfico contó que, como los hinchas, él fue al lugar en busca de una supuesta reunión entre Petaco Carbonari y Néstor Gorosito, quien al día siguiente firmó como técnico de Central, y se encontró con la manifestación.

El fotógrafo relató que los que protestaban eran todos chicos muy jóvenes, que hacían muecas inocentes a los clientes del bar, hasta que llegó el acto de exhibicionismo. "Fue como una picardía", interpretó.

En diálogo con Rosario/12, el comisario Sergio Coronel, titular de la seccional 2ª, aclaró que todas las actuaciones iniciadas "fueron de oficio. Hasta el momento no apareció en la comisaría ningún denunciante sobre los incidentes de mayor magnitud (la rotura del blindex en el bar ubicado en Córdoba y España y el vidrio de la librería Scarabino). Tampoco recibimos la denuncia de ninguna persona que se haya sentido ofendida por la supuesta exhibición obscena".

Coronel se esmeró en diferenciar el matiz "humorístico que adquirió la noticia durante toda la jornada en los distintos medios de la ciudad de la investigación policial y judicial que se está llevando adelante. Por lo pronto se buscará identificar a los manifestantes que tuvieron alguna conducta irregular. Tenemos filmaciones y fotos hay que identificar, por ejemplo quienes tiraron las piedras que impactaron contra el vidrio y también a quien se bajó los pantalones. Lo vamos a hacer con la seridad que le corresponde al caso", aseguró.

El comisario no precisó si se prevé realizar una ronda de reconocimiento entre los eventuales sospechosos que, por cierto, deberán mostrarle algo más que la espalda a los testigos.

Compartir: 

Twitter
 

El preciso instante en que el pibe le da algo más que la espalda a los clientes del bar. Suena excesivo que se abra una investigación por una actitud tan leve como inocente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.