CIUDAD › DIFUNDEN LAS ESCUCHAS TELEFONICAS DE IMPUTADOS POR TRIPLE CRIMEN

"Yo soy choro, mato y trafico"

Para dar cuenta de las escuchas, la fiscalía citó como testigo a un integrante de la Tropa de Operaciones Especiales, quien estuvo a cargo de las transcripciones. El resto del material proveniente de las comunicaciones fueron mensajes de textos.

 Por Lorena Panzerini

Los fiscales Nora Marull y Luis Schiappa Pietra expusieron ayer escuchas telefónicas que apuntaron a demostrar vínculos, complicidades y poder por parte de los imputados en el juicio por el triple crimen de Villa Moreno. Los acusadores expusieron cómo "cierra el funcionamiento" de la banda del Quemado y cuáles eran las "lógicas de poder". En uno de los audios donde se escucha un diálogo entre Mauricio Palavecino -uno de los acusados- y el hijo del Quemado, Maximiliano "el Quemadito" Rodríguez. Palavecino le relataba cómo se había presentado ante los miembros de otra banda, en una charla relacionada a un bunker: "Yo soy choro, mato y trafico". También, se dio cuenta de las expresiones con las que se referían a las armas ﷓que intentaban ocultar﷓; cómo se fueron pasando el dato de que Palavecino hizo una declaración testimonial sobre el hecho, que ellos consideraron una "batida a la cana"; y apuntaron a que quien les pasó el dato fue "uno de Homicidios". En un mensaje de texto que se interceptó en agosto de 2012, entre Maximiliano y su novia Sofía, ella le escribió que era "un asco; un padre asesino", en relación a Rodríguez, otro de los acusados que está en el banquillo junto a Brian "Pescadito" Sprio y Daniel "Teletubi" Delgado.

Para dar cuenta de las escuchas, la fiscalía citó como testigo a Juan Carlos Gómez, de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), quien estuvo a cargo de las transcripciones. Según se expuso, las escuchas se hicieron a partir del teléfono de la novia de Delgado, secuestrado tras el allanamiento en el domicilio de calle Mendoza al 600, donde los efectivos se encontraron con Antonela G.. La joven tenía varios números en su celular en la agenda, por lo que la Justicia solicitó intervenciones. De allí, Marull rescató escuchas que consideró relevantes para la audiencia.

En una de ellas, el policía dio cuenta de que Maximiliano Rodríguez (hijo fallecido del Quemado), quien estuvo detenido por el ataque a tiros a Facundo Osuna, en la antesala del triple crimen, se comunicó con Elio M. (un hombre mencionado como "soldadito", pero que no está implicado en la causa) y hablaron de la declaración testimonial de Palavecino, en la que menciona a los otros acusados. "Chupín (uno de los apodos de Palavecino) está batiendo la cana, me dijo uno de Homicidios". A lo que el otro respondió: "El Tele(tubi) tenía razón". En otra conversación entre Palavecino y Maxi Rodríguez, el testigo consideró que estaban hablando "de armas", aunque las llamaban "gomera, banderas, zapatillas". También, hablaban de "la tartamuda", aparentemente por una ametralladora.

En uno de los audios, se dio cuenta de que Palavecino habló con otro interlocutor acerca de su pedido de captura. "Me está buscando toda la yuta. Zafé de pedo". "El comando volvió a preguntar por mí y no hice nada esta vez. Ya le pagué ayer", dijo, en otra. En la última de las transcripciones que se vio en las filminas, la fiscalía aclaró que eran de una "re﷓escucha" realizada por ellos y no por la TOE; por lo que la defensa de los acusados se opuso firmemente a que se vea el texto, para que cada uno pueda interpretar el audio y no crear confusiones, con lo cual no pudo apreciarse del todo la conversación.

El resto del material proveniente de las comunicaciones fueron mensajes de texto de fines de enero de 2012, entre Delgado y su novia, en los que se menciona al resto de los imputados por sus apodos, y dieron cuenta de quiénes conformaban el grupo. Se trata de unos 700 mensajes entrantes y 700 salientes.

Más temprano, declaró uno de los hijos de Juan Domingo Cano, un hombre asesinado en febrero de 2009 en Biedma y Richieri. Por ese hecho, la familia del hombre sindicó al Quemado y a su hijo Maximiliano. "Dejá de batir la cana porque te voy a matar como maté a tu papá", aseguró el testigo que le dijo el Quemado una vez, en el barrio. También señaló que les balearon la casa y les quemaron el auto, ya que ellos hicieron la denuncia para esclarecer el crimen de su padre, hecho previo al triple crimen que terminó con las vidas de Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez.

Compartir: 

Twitter
 

Los fiscales Nora Marull y Luis Schiappa Pietra.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared