CIUDAD › QUEDó EN LIBERTAD UNO DE LOS ACUSADOS POR EL CRIMEN DE DAVID MOREIRA

La pena inapelable del capitalismo

Se espera que la semana próxima ocurra lo mismo con el otro detenido. El juez Daniel Acosta falló con alusiones al clima social. En los próximos días, se decidirá si continúa como homicidio agravado o pasa a ser homicidio en agresión.

 Por Lorena Panzerini

La Cámara Penal otorgó la libertad a uno de los jóvenes acusados de haber participado del linchamiento contra David Moreira, en marzo de 2014, en barrio Azcuénaga. El juez Daniel Acosta revocó ayer la prisión domiciliaria de Nahuel P., que había interpuesto la jueza Roxana Bernardelli en noviembre pasado, luego de que la defensa apelara la resolución de baja instancia. El mismo planteo hizo el abogado de Gerardo G., quien llegará a audiencia la semana próxima y podría correr la misma suerte. En su fallo, el magistrado señaló a modo de reflexión que "todo exacerba la violencia propia del capitalismo y el hecho no es otra cosa que un subproducto del mismo". Para el abogado querellante, Norberto Olivares, la decisión de la Alzada tiene que ver con una "contradicción", a la que hace referencia el juez en su fallo, sobre lo resuelto meses atrás por la jueza Bernadelli. "El magistrado dice que la domiciliaria es un contrasentido respecto de la prisión preventiva que la jueza no resolvió como cuestión de fondo", dijo. Los dos acusados continúan implicados en la causa. En los próximos días, se resolverá si el legajo judicial continúa su curso como homicidio agravado o se bajará la calificación a homicidio en agresión.

Los imputados, de 27 y 28 años, estuvieron casi dos meses en prisión, hasta que Bernardelli dictó domiciliarias sin plazo, tras negarse a prorrogar la prisión preventiva. De ello se agarraron los abogados Jorge Bedouret y Germán Mahieu para apelar. "Constituye una contradicción negar la prórroga de la prisión preventiva y disponer, en el mismo acto, su continuación domiciliaria", reza el fallo de Acosta, que revoca lo resuelto por su par de baja instancia.

Al término de la audiencia de ayer, Olivares resumió que la resolución "hace una valoración sobre el contexto social. Hay una decisión no satisfactoria para nosotros, porque él considera que hay una contradicción en la resolución de Bernardelli, ya que no resolvió la cuestión de fondo (si revocaba o confirmaba la prisión hasta el juicio). Era previsible que, ante esa contradicción, el fallo tuviera esta definición".

Entre esas valoraciones, el fallo expresa: "Los presentes constituyen una novedad espantosa e inesperada por la que atraviesa la sociedad. Es indispensable el análisis del contexto para el establecimiento de una comunicación del Poder Judicial con la sociedad y generar un disparador de nuevas reflexiones y propuestas que nos permitan comprender por qué nos encontramos en esta situación y qué podemos hacer como sociedad". Y agrega: "Más allá de lo que digan las normas, el capitalismo ha logrado poner en crisis el orden de valores y la propiedad ciertamente que comenzó a disputarle la primacía a los otros, incluso la vida humana. Ello no solo determina que un individuo devenido en ladrón pueda matar a una persona, sino que además aquel colectivo de ciudadanos que podría ubicarse y rotularse como 'buenos vecinos' se adjudique un derecho a la autodefensa. No es menor el papel de los medios de comunicación, que muestra un inagotable catálogo de bienes y posibilidades". También habló del "crecimiento exponencial del delito luego de la sanción de las leyes 'Blumberg'".

Acerca de la calificación legal de la causa, el abogado de Lorena Torres, la madre de David, señaló que se opusieron a que la fiscalía la cambiara. "Vamos a tener una audiencia con el doctor (Jorge) Baclini. La fiscalía morigera de un homicidio agravado a un homicidio en agresión (cuando no hay un autor identificado), que tiene una diferencia sustancial en la pena. Por la cantidad de pruebas, tendríamos posibilidad de dar con el autor, y vamos a hacer ese planteo ante el fiscal Regional", dijo.

El 22 de marzo de 2014, David Moreira e Isaías Ducca fueron acusados del robo a una mujer que caminaba con su hija en brazos, por Marcos Paz al 5400. En la huida, David fue interceptado por un grupo de personas que lo atacó a golpes hasta dejarlo semiinconsciente, tirado en el asfalto. La investigación dio cuenta de que la víctima fue arrastrada unos 50 metros y en ese trayecto le golpearon la cabeza con la puerta de un auto y le arrojaron la moto encima, como parte de la feroz paliza. El fiscal Florentino Malaponte sostiene que el ataque duró unos 15 minutos y lo que parece ser el último tramo quedó registrado en un video que se viralizó aquellos días. David murió tres días después a causa de los traumatismos provocados. En tanto, Isaías se entregó pocos días después y fue condenado en un juicio abreviado a tres años de prisión en suspenso por ese robo.

Cuando solicitó extender la preventiva de los dos imputados, en noviembre, el fiscal dijo que se realizaron nuevas pruebas e hizo hincapié en escuchas telefónicas de ambos acusados con sus respectivas madres, que consideró "de vital importancia" y que "dan la pauta de que las personas detenidas participaron de la agresión".

Compartir: 

Twitter
 

En Marcos Paz al 5400, el 22 de marzo de 2014, David Moreira fue matado a golpes.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.