CIUDAD › NUEVA CONSTRUCCIóN EN CENTRO DE MANZANA DE BROWN AL 1900

Una habilitación municipal "sospechosa"

La concejala Fernanda Gigliani calificó de "sospechosa" la habilitación municipal de la construcción que se pretende hacer en un centro de manzana en Brown al 1900. Se trata de un edificio de siete plantas cuya única vía de ingreso y egreso es un pasillo de 20 metros de largo y que en algunos sectores llega a tener menos de 1 metro de ancho. Además pedirá a la intendenta Mónica Fein que remita los permisos de edificación otorgados que conlleven proyectos que presenten estas características.

En su momento, la edila se puso al frente de la queja de vecinos de boulevard Oroño al 700 en una construcción de similares características que si bien no tenía una altura tan elevada sí tenía una cantidad considerable de unidades de viviendas y contaba con una única vía de ingreso y egreso de 28 metros de largo por 1.40 de ancho. Cabe señalar que esta obra actualmente está paralizada por orden judicial.

Para la concejala resulta "altamente sospechoso" que la habilitación municipal de estas obras se realice con características similares: construcciones en centro de manzana e ingreso por pasillos mínimos. A su juicio estos proyectos "que se manejan en los desdibujados bordes de la normativa vigente intervienen, además de los profesionales, funcionarios ligados a las áreas de planeamiento y obras particulares".

Para la edila "está claro que caminan sobre el extremo de la norma y que para esto se debería estar contando con la asistencia interna de las reparticiones que autorizan". Por eso va a requerirle a Fein que se le remitan todos los permisos de edificación otorgados y las visaciones previas autorizadas que conlleven proyectos que presenten las características "mencionadas, a los efectos de auditar en qué distritos se producen tales aprobaciones y autorizaciones y quiénes son los funcionarios intervinientes".

Para Gigliani no hay duda de que "existen dentro de los desarrolladores inmobiliarios de la ciudad sectores empresarios con una gran voracidad movilizados por lógicas especulativas que no miden límites a la hora de llevar adelante emprendimientos edilicios". "Esto no sería lo preocupante -agregó- si se contara con funcionarios municipales que utilizaran además de los criterios técnicos, sentido común a la hora de juzgar los proyectos".

"Lamentablemente -señaló Gigliani- los casos de torre Shopping, de los innumerables permisos otorgados en barrios como Arroyito, Alberdi o Echesortu, de las excepciones que se han querido llevar adelante en construcciones sin final de obra, son ejemplos del relajamiento sino connivencia de los funcionarios que tienen a su cargo velar por el cumplimiento de las normas garantizando la igualdad y la transparencia de los actos de la administración". "Este nuevo caso en calle Brown tiene que ser revisado por el Concejo no aisladamente, sino en el contexto que hemos señalado", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.