CIUDAD › PROPONEN LA SUSPENSIóN DE NUEVOS CLUBES DE CAMPOS O BARRIOS CERRADOS

El grito de "Ya basta, funense"

Con el apoyo de ediles del Frente Progresista y el Frente para la Victoria, el concejal Miguez, de un partido distrital, presentó un proyecto de ordenanza --que se trata hoy en comisión-- para prohibir nuevas urbanizaciones cerradas en Funes.

 Por Pablo Fornero

Entre fines de los 90 y principios de siglo, Funes comenzó a recibir el desarrollo de urbanizaciones cerradas. Primero fue el club de campo Kentucky y luego, de a poco, nacieron los tres barrios cerrados Funes Hills, sobre avenida Fuerza Aérea. La ciudad fue distintiva a raíz de este proceso, que se retomó (siempre en el estilo countries) unos diez años después con emprendimientos de diversa envergadura. San Sebastián y Haras de Funes, son los más reconocidos en la última oleada. Pero en los últimos meses, y ante la posibilidad de desarrollar un nuevo loteo cerrado sobre avenida Illia, la extensión de la calle rosarina Mendoza, aparecieron las primeras voces de rechazo ante la idea de continuar con este tipo de urbanizaciones. Comenzaron entidades intermedias y lo prosiguió el concejal Mauro Miguez, quien presentó hace unos días una réplica del "Ya Basta rosarino", propuesta del movimiento Giros.

El edil del partido distrital Unidad Popular impulsa un proyecto para que en Funes dejen de desarrollarse urbanizaciones cerradas, ya sea clubes de campo o barrios cerrados. La iniciativa ingresó el lunes al Concejo y aguarda su tratamiento. Para materializarlo, el edil de Unidad Popular propone que se deroguen las ordenanzas que debieron ser sancionadas en 1998 y 2000 para permitir este tipo de desarrollos inmobiliarios.

Miguez enumeró una serie de hechos negativos que produjeron los barrios cerrados en Funes, particularmente "efectos de segmentación territorial, ruptura de la trama urbana y áreas espaciales diferenciales que por sus caracteres, presentan fuertes contrastes con el proceso global de ordenamiento urbano de la ciudad". Luego, vía redes sociales, reveló que entre 1998 y 2010, durante una gestión peronista y otra del Frente Progresista Cívico y Social, se aprobaron más de 6 millones de metros cuadrados equivalentes a barrios privados. "La cifra, parece enorme. Podría ser el tamaño de cualquier ciudad pequeña. Una ciudad privada", graficó.

"El mercado inmobiliario puso las condiciones y los gobiernos siguieron el juego, adaptando la legislación. Una enorme fracción de los usos del suelo urbano, se apartó del urbanismo social y crecieron los cercos, los muros y las restricciones. Se planteó la negación de la ciudad abierta. Distintos estilos de vida, distintos niveles de calidad urbana, desigualdad en el goce de derechos. Ese ciclo, tiene que terminar. Es imprescindible devolverle a los funenses el derecho a la tierra", amplió el concejal, que por otro lado impulsa la expropiación de ex centro clandestino de detención La Quinta de Funes.

Como gesto fuerte de apoyo, el autor sumó la firma del presidente del Concejo Adrián Sánchez y el edil Roly Santacroce. Es decir, se ganó el apoyo de parte de la bancada del Frente Progresista y de todo el bloque del Frente para la Victoria. El PRO "puro", que gobernará a partir de diciembre, eligió no pronunciarse. A su vez, recibió la adhesión de otros ediles y entidades intermedias. Es intención del impulsor tratarlo en comisión este viernes para luego bajarlo al recinto la semana que viene.

El proyecto tiene el antecedente rosarino, de fines del 2010, cuando el Concejo aprobó casi de manera unánime, a excepción del radical Jorge Boasso y Laura Weskamp del PRO, el proyecto de ordenanza del Movimiento Giros que suspendió en Rosario la figura de los barrios privados y clubes de campo.

Compartir: 

Twitter
 

Haras de Funes, uno de los últimos emprendimientos en la ciudad vecina.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.