CIUDAD › LA CIUDAD, SIN LUZ, DURANTE DOS HORAS

Un corte inesperado

La explosión de la estación transformadora Rosario Oeste, se
produjo hacia las 19.20 y abarcó el sur santafesino y norte
bonaerense. La situación fue responsabilidad de Transener.

Un apagón dejó a oscuras anoche, por unas dos horas y sin aviso previo, a más de medio millón de usuarios de energía eléctrica en una región que abarcó desde la ciudad de Puerto General San Martín, en Santa Fe, hasta la ciudad de Junín, en provincia de Buenos Aires. El motivo fue la avería de un interruptor de alta tensión en la estación transformadora Rosario Oeste, situada en las afueras de la ciudad de Pérez, perteneciente a la empresa Transener, concesionaria del transporte de energía en el Sistema Interconectado Nacional.

El corte, abrupto e inesperado, se produjo hacia las 19.20, y desconcertó a la población que regresaba de sus tareas al hogar. "No, no fue un problema de sobrecarga de la infraestructura, incluso se está operando con márgenes de reserva. Transener aún no lo informó oficialmente, pero todo indica que fue una falla de materiales, quizás, en un interruptor de 132.000 voltios en la estación Rosario Oeste", explicó a Rosario/12 Lorenzo Blas, gerente de Explotación de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

La distribuidora santafesina adquiere la energía eléctrica al mercado eléctrico mayorista (MEM) a través de Cammesa, y uno de esos puntos en los que toma el flujo es la estación transformadora de Pérez. Allí se produjo el siniestro. "Una explosión que se escuchó a la distancia, ha sido importante, y provocó la salida de servicio de las barras (líneas) que vienen desde San Nicolás y las de (la estación transformadora) Sorrento", contó Blas.

El apagón abarcó el sur santafesino y norte bonaerense. Se salvaron del corte localidades del sudoeste y oeste de la provincia como Casilda y Cañada de Gómez, por estar abastecidas por una línea diferente.

Fueron unos 700 megavatios fuera de servicio, lo que implicaría "varios cientos de miles de clientes", calculó el funcionario de la EPE. Sólo en Rosario, que quedó a oscuras por completo, la EPE cuenta con 330.000 suministros.

Los equipos técnicos se dieron a la tarea de aislar el desperfecto y realimentar las líneas de alta tensión que salen de Rosario Oeste de manera paulatina. Al promediar el corte de energía, el servicio se había restablecido desde San Nicolás hacia el norte, hasta la ciudad de Villa Constitución. Mientras tanto, en Rosario la ciudad se movía a tientas y con la incertidumbre de atravesar la noche a oscuras, ante las dificultades de la EPE por transmitir la información. Al cierre de esta edición, Transener no había emitido datos al respecto. Hubo algunos llamados a las centrales de emergencia por personas atrapadas en ascensores durante el momento del apagón, pero no se reportaron situaciones de mayor gravedad.

El gerente de Explotación de EPE aclaró que la falla tuvo lugar en "una situación ajena a la distribuidora".

Blas precisó que el servicio se iría normalizando por zonas, y que los mayores esfuerzos estaban centrados en reabastecer de flujo eléctrico a la región del departamento General López.

A partir de las nueve de la noche, la luz fue retornando y ya en Rosario la situación tornó a la normalidad.

Compartir: 

Twitter
 

El apagón desconcertó a la población que regresaba de sus tareas al hogar.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.