CIUDAD › A TRES AñOS DEL HOMICIDIO DE LA MILITANTE MERCEDES DELGADO.

Pruebas para una condena

Es la mujer que quedó en medio de una balacera entre bandas en el barrio Ludueña. En febrero, la Cámara Penal deberá definir qué magistrado dicta sentencia contra el acusado. Piden 20 años de prisión efectiva. Ya hubo otras condenas para tres jóvenes.

 Por Lorena Panzerini

A tres años del brutal homicido de Mercedes Delgado, la militante social de barrio Ludueña que quedó en medio de un tiroteo entre bandas, su familia aseguró que "aunque cambien al juez, hay pruebas suficientes para lograr una condena alta". Es que el 17 de diciembre pasado, la defensa del acusado del crimen, Héctor Daniel Riquelme, recursó al juez José Luis Mascalli, quien ya condenó a tres jóvenes que participaron de la balacera de aquel 8 de enero de 2013, que terminó con la muerte de Mecha, al día siguiente. Riquelme fue quien "siguió tirando", según indican varios testigos en el expediente judicial. En febrero, la Cámara Penal deberá definir qué magistrado dicta sentencia contra el acusado. Piden 20 años de prisión efectiva.

Sabemos que la pena que estamos reclamando no es suficiente y no nos devuelve a mi madre, pero necesitamos apaciguar este dolor y saber que este asesino estará en la cárcel", dijo Juan Ponce a Rosario/12.

La defensa de Riquelme pidió el apartamiento a Mascali con el argumento de que ya resolvió en la causa paralela (por el tiroteo) y dictó penas -meses atrás- de entre 5 y 7 años de cárcel para los acusados de tentativa de homicidio y portación de armas; incluso contra uno de los hijos del imputado por el crimen, que participó del tiroteo contra otra familia, aquella calurosa tarde, en Ludueña. "Para nosotros es una tomada de pelo a último momento, cuando ya creíamos que terminábamos 2015 con una condena. Si bien sabemos que son estrategias de la defensa, entendemos que solo sirven para retrasar lo inevitable, que será una pena alta para el asesino de mi madre", afirmó Juan, quien encabezó las marchas por justicia durante los tres años que se cumplieron ayer de la muerte de Mercedes.

Al mismo tiempo, Ponce señaló que apenas la causa llegó a la instancia de sentencia, se planteó la posibilidad de un juicio abreviado, pero la familia lo rechazó de plano. "Estamos convencidos de que él es el asesino y tenemos las pruebas. Si bien somos una familia humilde no vamos a negociar una condena. La sangre de nuestra madre no será usada para que el acusado saque provecho o beneficios", enfatizó Juan.

En octubre pasado, cuando el juez José Luis Mascali condenó a tres jóvenes que participaron del tiroteo previo al crimen de "Mecha", sus seis hijos entendieron que "no puede caber otra cosa que una condena" para Riquelme.

El acusado estuvo prófugo 20 meses y finalmente fue detenido en septiembre de 2014, por personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), en Santa Fe. Tres meses después, la jueza Irma Patricia Bilotta procesó y mandó a juicio al imputado, de 48 años, por encontrarlo probable autor material de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", contra la cocinera que alimentaba a unos 400 niños en el Centro Comunitario San Cayetano; y por la "tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y la participación de un menor de edad (su hijo)" contra los integrantes de la banda con la que se disputaban territorio. Sus hijos (uno de ellos cometió el delito siendo menor, por lo que está en libertad) estuvieron involucrados en la causa por la muerte de Mercedes, pero no fueron acusados por el crimen. En el expediente paralelo aparecen también dos jóvenes de la banda contraria, implicados en el enfrentamiento, que ya fueron condenados, debido a que las casuas se dividieron entre el homicidio y el tiroteo. Por ello, la defensa de Riquelme reclama que otro juez decida su suerte.

Al imputado se lo acusó de que "encontrándose en su domicilio de calle Bielsa 6049, junto con otras personas entre las cuales se hallaba un menor de edad, realizó disparos de arma de fuego contra David Ferriol, Ramón y Jonatan Piedrabuena (los condenados en el otro expediente), quienes se encontraban en la esquina de Garzón y Bielsa, todo con el propósito de darles muerte; cuando uno de los disparos impactó en el cuerpo de Delgado, quien caminaba por calle Bielsa al 6100".

Entre las testimoniales más estremecedoras, una mujer relató en la Justicia que desde adentro de su casa empezó a escuchar tiros. "Salí para ver dónde estaba mi hijo, que siempre sabe estar en la puerta de mi casa con los hijos de Mercedes. Empecé a llamarlo, y él me gritó desde adentro de mi casa, porque estaba en la pieza y yo no me había dado cuenta. En eso, la veo a Mercedes que venía caminando (buscando a su hijo, porque escuchó los disparos) y le grité que venga a casa, que se apure, que corra, y ella me miró sonriente, cuando siento dos tiros y veo a Mercedes que gira y se cae sobre la puerta de la casa lindera a la mía".

"Lo único que esperamos es que el juez que tome la causa sepa evaluar y revisar las pruebas que hay, porque nosotros y la fiscal Adriana Rodríguez, entendemos que son sobrados y suficientes los elementos para condenar a Riquelme", dijo Ponce.

Compartir: 

Twitter
 

La causa es seguida de cerca por familiares de Mercedes y muchas organizaciones sociales.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.